Durango soluciona el barrizal del nuevo parque de Landako tras cinco meses de quejas

Durango soluciona el barrizal del nuevo parque de Landako tras cinco meses de quejas

Familias de la villa denuncian que se abrió «sin tener en cuenta las necesidades, ya que tampoco tiene servicios»

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Desde que se inaugurara hace cerca de cinco meses, el primer parque cubierto de Durango ubicado en el colegio público de Landako no le han dejado de llover las críticas. Mala iluminación, falta de bancos, escasez de baños públicos y unos accesos en los que cada vez que llueve se convierten en un auténtico barrizal. «La techumbre es demasiado reducida y cuando llueve cae el agua de la carpa a zona de hierba y la zona de juegos se llena de charcos», se quejaban los usuarios. Tras la reunión mantenida entre el Ayuntamiento y miembros de Durangoko Familiak a primeros de mes, el Consistorio ha decidido solventar estas deficiencias y cubrir de hormigón la zona de césped. Ayer, se cubrió todo el área y se estima que para el lunes quede abierto el paso.

Desde Duangoko Familiak aplauden la medida y animan al equipo de Gobierno a seguir mejorando un parque que aseguran «nació con deficiencias». El parque tardó mes y medio en contar con luces en la zona de juego y carece de bancos «para dar el pecho o para que los aitxitxes y amamas descansen». Aseguran que abrió al público «sin tener en cuenta las necesidades que se dan» ya que tampoco cuenta con servicios. «El colegio solo tiene un servicio, en la otra punta del patio que, además, suele permanecer cerrado por el mal uso que se hace del mismo», explicaron.

Durangoko Familiak, creada hace apenas unos meses para mejorar la oferta de ocio infantil y adolescente en la villa, expuso esta problemática en la reunión mantenida con la alcaldesa a primeros de mes en la que se presentaron como asociación y aportaron las numerosas reclamaciones interpuestas en el SAC. Entre sus demandas se encontraba las mejoras en el parque cubierto de Landako Eskola, la propuesta para realizar Parkour en el polideportivo o la posibilidad de abrir varias jornadas el multiusos y los frontones de San Fausto y Ezkurdi para el uso de las familias. «Ven problemas para abrirlos al público y en el caso de Landako supone un coste muy elevado», explicaron.

Según apuntan desde la asociación, la alcaldesa aseguró que con motivo de la crisis, «durante años han invertido mucho dinero en gasto social y por eso no ha habido mucho dinero para niños y jóvenes» y los recursos son limitados.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos