Durango se resiste a acostumbrarse a «tantas agresiones» a las mujeres

Protesta de condena a la doble agresión sexista registrada el martes en Durango. / M. DÍAZ
Protesta de condena a la doble agresión sexista registrada el martes en Durango. / M. DÍAZ

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Decenas de personas volvieron a reivindicar ayer en Durango el fin de la violencia de género. «Con tanta agresión corremos el riesgo de acostumbrarnos. ¡No nos vamos a dejar!», señalaron en relación a los dos nuevos agresiones que una madre y su hija sufrieron el martes a la noche en la villa. El agresor, un hombre de 36 años y pareja de la más joven, fue imputado por un delito de violencia de género tras propinar «insultos, amenazas, coacciones y vejaciones» a su compañero y detenido por un delito de violencia doméstica por haber agredido físicamente a la madre de ella.

«Desde el movimiento feministas hemos dicho a los cuatro vientos que estamos asqueadas y ya no sabemos que más decir», leyeron en un comunicado desde la Plataforma. Insistieron en que el repunte de casos -media docena en lo que llevamos de año- las empuja a seguir trabajando para no «acostumbrarse» y reaccionar con una lucha feminista «activa y firme» en contra de las agresiones.

Por ello, animaron a todos los vecinos y vecinas a «señalar a los agresores, acompañar a las mujeres y a reivindicar que las instituciones hagan su cometido».

Con motivo de la celebración ayer del Día contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia -LGTBI+fobia - una bandera arcoíris compartió espacio contra la pancarta de la plataforma en la que se leía 'No a la violencia contra las mujeres'. Tras recordar el reciente asesinato de las activistas del LGTBI brasileñas Matheus Passarelli y Marielle Franco, enfatizaron la alianza entre sendos colectivos. «¡Vuestra lucha seguirá viva en nosotras!», aseguraron.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos