Durango rebaja la presión a las viviendas de más de 180.000 euros

Reduce el gravamen de 0,355 a 0,29% en unas ordenanzas cargadas de novedades como quince minutos de OTA gratis

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) sigue sin asentarse en Durango. Tras la tormenta desatada el pasado año con la subida del gravamen y el cambio de zonificación que obligó a modificar hasta en tres ocasiones la ordenanza en poco más de seis meses, el Ayuntamiento aprobó ayer una nueva rebaja del tipo impositivo de las viviendas con un valor catastral superior a los 180.000 euros. Las 360 familias afectadas, principalmente de las zonas de Izei, Santikurutz y Antso Estegiz, pasarán de pagar el 0,355 al 0,29% el próximo año. La modificación forma parte de las nuevas ordenanzas fiscales que se aprobaron en el último pleno tras el acuerdo alcanzado por el equipo de Gobierno -PNV y PSE- con EH Bildu, que se abstuvo. Herriaren Eskubidea y PP votaron en contra.

La reducción sigue el modelo de Santurtzi y solo aplicará el 0,29% a la cantidad que exceda de los 180.000 euros. La mejora responde a una de las enmiendas de EH Bildu y aceptadas por el ejecutivo local. Desde el PP, Fran Garate, volvió a manifestar su oposición a este impuesto que asegura solo tiene un «afán recaudatorio» y criticó la penalización que graba a las casas vacías hasta el 50%. Más crítico, Jorge Varela, de Herriaren Eskubidea, lamentó que una propuesta parecida fuera rechazada por el equipo de gobierno hace un año alegando que «carecía de valor técnico». Entonces se aprobó una subida del 0,355% que venía a limar los 0,5 iniciales aprobados en junio del pasado año. En ese momento se asignaron dos tipos: uno general del 0,2% y otro de 0,5% para las más de mil viviendas con un valor catastral superior a 140.000 euros. El aluvión de protestas de los afectados, que vieron como en algunos casos su factura triplicaba la de años anteriores, llevó al Consistorio a elevar el límite de corte de 140.000 a 180.000 euros y rebajar la presión fiscal a 640 familias que pasaron a tener un tipo general. Herriaren Eskubidea y PP también votaron en contra.

Varela criticó que este impuesto siga protegiendo a los grandes terrenos y solares, «a costa de subir los impuestos a la vivienda y al pequeño comercio». Recordó que, pese a que para este ejercicio se estime que se recauden 218.000 euros de más con el IBI, «aún no han concretado ningún tipo de ayuda con ese dinero de más» para ayudar a las familias más necesitadas en el pago de este impuesto y apremió a que se realice una revisión de los valores catastrales.

Perspectiva de género

La ordenanza fiscal no solo abordó el IBI. Su aprobación incluyó una subida generalizada del 1,5% en las tasas e impuestos para 2018. Sin embargo, no todo son subidas. En Durango Kirolak los bonos de acceso al rocódromo y a la piscina de verano se mantienen, aunque sube la entrada individual y se baja el coste del sello compulsado a la mitad. La coalición soberanista también logró que en el próximo foro municipal que se va a convocar sobre la OTA se debata la posibilidad de que los primeros quince minutos de estacionamiento sean gratis y analizar una tasa para las grandes compañías por el aprovechamiento del dominio público de las instalaciones de transportes de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos. «No apoyamos una subida generalizada pero las mejoras en el IBI -que planteamos hace un año-, y los precios públicos han animado nuestra abstención», apuntó Eider Uribe, de EH Bildu.

La portavoz socialista y teniente de alcaldesa, Pilar Ríos, recordó que se han incluido enmiendas de otros organismos como los cambios en la bonificaciones a propuesta de Hirukide de familias numerosas o las bonificaciones de hasta el 30% para los comercios que reciclen cartón y papel un mínimo de 30 días al año sugerido por Dendak Bai. «Las ordenanzas han sido revisadas para introducir la perspectiva de género y se mantienen las bonificaciones para desempleados, familias numerosas y desfavorecidas», subrayó.

La portavoz del PNV, Goiztidi Díaz, criticó los votos en contra de PP y Herriaren Eskubidea. Mientras que a Fran Garate le acusó de no acudir a las comisiones y de no haber presentado enmiendas, a Jorge Varela de tildó de «demagogo y hacerlo mal» cuando reclama tasas para estructuras «que ni siquiera tenemos» en Durango. También le animó aplique esos mismos criterios en la Mancomunidad.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos