Durango se querella contra 46 aviadores italianos por los bombardeos

La denuncia del Ayuntamiento ha logrado sortear los límites de la Ley de Amnistía de 1977. «Se trata de un hecho histórico», asegura la alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras

MANUELA DÍAZDurango

Un centenar de personas han participado en el emotivo homenaje que el pueblo de Durango ha rendido este martes a las víctimas de los bombardeos que asolaron la villa hace ochenta años. El Ayuntamiento de la villa ha aprovechado el día en que se cumplen 80 años del golpe de Estado militar para presentar en el Juzgado de la localidad una querella criminal contra los bombardeos que las tropas italianas de Mussolini llevaron a cabo los días 31 de marzo y 2 y 4 de abril de 1937 y en los que murieron al menos 336 personas, varios cientos resultaron heridas y se destruyeron un total de 321 edificios. Tras una concentración silenciosa de cinco minutos de silencio en la plaza de Ezkurdi, a escasos metros del Palacio de Justicia, varios representantes políticos y de las asociaciones que constituyen la Comisión de ‘1937ko martxoaren 31’ presentaron la querella contra los 46 militares que lanzaron las bombas y ametrallaron a la sociedad civil cuando trataba de huir del horror. «No cabe duda de que se trata de crímenes de guerra y lesa humanidad», ha manifestado la abogada y miembro de Irídia-Centro para la Defensa de los Derechos Humanos, Anaïs Franquesa, que se encarga del caso.

Según ha explicado la letrada en el Ayuntamiento de Durango, al igual que sucediera en Barcelona o Zaragoza, se trató de una intervención «ilegal» e incluso los aviones llevaban fotógrafos en las cabinas para analizar los efectos de los bombardeos. «El objetivo era lograr el máximo de muertos civiles posibles», ha matizado. Un hecho que es necesario esclarecer, además de lograr «justicia para todos los que fallecieron, para los que vivieron las consecuencias de aquellos bombardeos de los 40 años siguientes de represión y silencio, para los durangueses actuales y los que vendrán», ha afirmado la alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, durante la rueda de prensa que ofreció una horas antes de presentar la querella en el Palacio de Justicia.

Al acto han asistido cerca de un centenar de personas, entre ellas representantes políticos de diferentes grupos políticos en las instituciones vascas, casos de la portavoz de Podemos en las Juntas de Bizkaia Neskutz Rodríguez, el parlamentario del PNV David Latxaga y los parlamentarios de Bildu Julen Arzuaga o Maddalen Iriarte, entre otros.

La regidora de Durango ha afirmado que se trata de un «hecho histórico» ya que es la primera vez que la localidad denuncia «las atrocidades franquistas en los tribunales» y además «lo hacemos con el respaldo unánime de todos los miembros que componen la ‘Comisión 19356ko martxoaren 31’ en la que la que se integran miembros de la corporación y diversas asociaciones del municipio».

Fotos

Vídeos