Durango prevé unir 26 espacios verdes con recorridos saludables

El Consistorio anima a la ciudadanía a participar en los talleres que organizará en diciembre para dar forma a este proyecto paisajístico

YOLANDA RUIZ DURANGO.

El casco urbano de Durango dispone de alrededor de 240 metros cuadrados de espacios verdes de uso público. Esta superficie, que representa un 21% de la superficie de la villa, se pretende potenciar y unir a través de diferentes itinerarios saludables. Para dar forma al proyecto paisajítico que ha sido diseñado a través de las aportaciones tanto de jóvenes como de mayores, el Ayuntamiento anima a la ciudadanía a colaborar con sus propuestas en los talleres que se desarrollarán a lo largo del próximo mes.

La alcaldesa de la villa, Aitziber Irigoras, reconoció que el germen de este proyecto, al que se ha definido como 'malla verde', se remonta a 2013. Los estudiantes que en ese año participaron en un proceso participativo sobre la transformación de los terrenos liberados por el trazado ferroviario se decantaron claramente a favor de un paseo verde sobre las vías.

A partir de esta iniciativa, incluida dentro de la Agenda 21, así como del proyecto de ciudades amigables con los mayores y del Plan de Movilidad Sostenible se han sentado las bases para «conseguir una malla verde. Se han identificado hasta 26 zonas, que se pretenden conectar con recorridos amigables y saludables, con bancos y zonas sombreadas, detalló el técnico de Planificación Sostenible de Durango, Aitor Larrucea. El proyecto pretende también evitar los riesgos de inundabilidad, creando zonas permeables.

Además del paseo previsto por el trazado del ferrocarril, entre los posibles itinerarios que se podrían acondicionar, atendiendo a las demandas de los mayores, Larrucea hizo hincapié en el que une la ermita de San Roke con el cementerio, por tratarse de un trayecto muy luminoso dada su orientación. También aludió a la necesidad de aprovechar el agua como protagonista de este proyecto. En este sentido, se refirió a la conexión de la zona del Ibaizabal entre Ambrosio Meabe y el polideportivo de Landako.

La alcaldesa destacó la labor que han desarrollado los técnicos al «tratar de reflejar las aportaciones en diferentes planos, sobre todo del proyecto de ciudades amigables». Larrucea insistió en que se pretende «llegar a todos. Con la regeneración de San Fausto y de Aramotz, en la que se está trabajando ahora, se persigue que las personas mayores se puedan desplazar y sentarse en sus propios barrios».

Inscripción hasta el día 24

Una vez esbozado el plan que permitirá a la ciudadanía sacar más provecho de los 8 metros cuadrados que le corresponden por habitante -2 menos de los que aconseja la Organización Mundial de la salud-, desde el Ayuntamiento se anima a la ciudadanía a mejorarlo con sus aportaciones. Para ello se han programado una serie de talleres a lo largo de diciembre. Las personas interesadas en tomar parte en ellos tienen de plazo hasta el próximo día 24 para apuntarse. Podrán hacerlo bien a través del teléfono 94 603 00 00 o del correo electrónico bulegoteknikoa@durango.eus, indicando sus datos personales.

El proyecto definitivo será incluido dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos