Durango se mira en el espejo de Viena para alquilar viviendas a la juventud

Pilar Ríos posa junto a la alcaldesa en uno de los seis primeros apartamentos de alquiler. /  MAIKA SALGUERO
Pilar Ríos posa junto a la alcaldesa en uno de los seis primeros apartamentos de alquiler. / MAIKA SALGUERO

La población de entre 18 y 30 años tendrá acceso dentro de un mes a media docena de pisos por el pago de entre 115 y 300 euros al mes

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La localidad de Durango ha tomado el modelo de la capital austriaca, Viena, para diseñar la ordenanza que regulará el programa de alquiler de viviendas para la juventud. «Dispone, al igual que los países del norte de Europa, un modelo muy avanzado y consolidado de la política de vivienda. Se trata de países donde la oferta de compra es baja, mientras que la de alquiler es amplia y a unos precios adsequibles. Allí existe un gran apoyo económico de las institucionesal uso social de este bien básico», aseguraba ayer Pilar Ríos, teniente de alcalde y responsable de Durango Eraikitzen, organismo que promueve el plan. Bajo el nombre de 'Alquiler Joven' hoy recibirá la aprobación del pleno, al contar de momento con el apoyo de PNV, PSE y EH Bildu.

Pilar Ríos reconoció que el programa, «fruto de un esfuerzo de consenso alcanzado durante un año con representantes de jóvenes y EH Bildu», ofertará pisos de alquiler de entre 115 y 300 euros al sector de población entre 18 y 30 años. Una vez aprobada la ordenanza en pleno y trasncurridos treinta días desde su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco, los jóvenes podrán acercarse hasta el Servicio de Atención Ciudadana (SAC) para presentar sus solicitudes.

En un principio se podrá acceder a seis apartamentos de la primera fase de las VPO que se han construido en régimen de cooperativa en Faustegoiena. A esta media docena se sumarán cinco más de la segunda fase que está a punto de concluir con una cantidad total de 28. A continuación, comenzará la tercera fase de construcción de las viviendas protegidas en el barrio de San Fausto con el fin de satisfacer la demanda existente y poder sacar al mercado otra remesa más de pisos en alquiler para facilitar a los jóvenes que puedan independizarse.

La ordenanza establece el pago de entre 115 y 300 euros al mes en función de los ingresos de las personas o unidades convivenciales solicitantes, que deberán oscilar entre 7.500 y 33.000 euros. «Queremos ayudarles a tener una vida autónoma, algo que por ahora es muy difícil vistas las condiciones del mercado privado del alquiler».

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos