Durango honra a Benita Uribarrena en su nuevo parque

Balier, Irigoras y Ríos presentaron ayer loas actos de inauguración en el nuevo parque. / M. DÍAZ

El espacio que se abrirá al público junto al Museo de Arte e Historia se inaugurará el viernes con un concierto de Idoia Bediaga y Gehi Zazpi

MANUELA DÍAZ DURANGO.

A partir del viernes dos placas con la historia de Benita Uribarrena recordarán en el parque del Museo de Arte e Historia de Durango la valentía y convicción de esta duranguesa. Una mujer que luchó por la libertad durante la Guerra Civil, y que fue la elegida por el Consejo de Igualdad para dar nombre al parque del Museo, ubicado a escasos metros del colegio Nevers, antigua cárcel de cárcel de mujeres que albergó en 1940 a más de 2.000 reclusas . El acto, al que asistirán su hija María Fuster y familiares de la histórica comunista llegados desde Francia, será a las seis de la tarde. La cantante Idoia Bediaga y el grupo de violoncellos Gehi Zazpi, formado íntegramente por mujeres, animarán una tarde con alguna sorpresa para los asistentes, apuntó la teniente de alcaldesa, Pilar Ríos.

«Queremos poner en valor a Benita Uribarrena para que su vida sea fuente de inspiración para otras mujeres», apuntó. Uribarrena sobrevivió al bombardeo de Durango con apenas 15 años. Sin embargo, aquel día marcó para siempre su vida. Tuvo que abandonar la villa y fue evacuada junto a su familia a Francia en el buque La Habana. Acababa de dejar atrás una guerra y no tardaría en encontrarse con otra: la II Guerra Mundial. Militante del PCE, se involucró de lleno tanto en la resistencia francesa contra la ocupación nazi, tarea por la que fue condecorada, como en la resistencia antifranquista jugándose la vida en ello.

Una «mujer fuerte y valiente que luchó por la libertad», quiso enfatizar la alcaldesa, Aitziber Irigoras. Es por ello, por lo que el Ayuntamiento ha organizado un acto en honor a esta duranguesa al que asistirá su hija María Fuster y 14 familiares y amigos llegados de Francia. Dos conciertos animarán la tarde y los asistentes podrán pasear por el recién estrenado jardín. Su puesta a punto ha costado más de 104.000 euros. «Más amable y acogedor», según Irigoras, cuenta con dos nuevos accesos tras eliminar buena parte del muro. «Se ha hecho con mucho mimo y profesionalidad, nada que ver con las chapuzas varias que han realizado la oposición», apuntó en clara alusión a los auzolanak que EH Bildu promovió hace varios meses.

Bancos, farolas, flores y una fuente adornan el parque, que «es más visible y se han eliminado así los puntos negros». Su apertura será el aperitivo a la apertura del Museo que se encuentra en obras. Según adelantó ayer la responsable de Urbanismo, Mari Jose Balier, estas instalaciones volverán a abrir sus puertas a finales de mes.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos