Durango dispondrá en octubre de un punto de encuentro familiar para parejas divorciadas

Amparo López, Pilar Ríos, Loli de Juan, Aitziber Irigoras y María José Balier, en el espacio que ocupará en Durango. /  M. DÍAZ
Amparo López, Pilar Ríos, Loli de Juan, Aitziber Irigoras y María José Balier, en el espacio que ocupará en Durango. / M. DÍAZ

Contará con cinco salas para dar servicio a la demanda de la comarca y Amorebieta, así como de localidades cercanas

MANUELA DÍAZ DURANGO.

En casos de separaciones conflictivas, cuando hay condena por violencia de género o una orden de alejamiento, y previa sentencia judicial, el intercambio y la visita de los hijos se produce en puntos de Encuentro Familiar. Hasta ahora las familias del Duranguesado tenían que dirigirse a Bilbao y al abatimiento propio de estas situaciones se sumaba el tiempo perdido en viajes. Más de media hora por trayecto que en algunos casos se hacía eterno si víctima y victimario coincidían en el viaje. Y en casos complicados y violentos, el intercambio se llegaba a producir en las comandancias de la Ertzaintza en Durango, según explico la directora de Justicia, Loli de Juan,

Con el objeto de erradicar esta problemática y mejorar la calidad de vida de estas familias, el Gobierno vasco en colaboración con el Ayuntamiento de Durango han llegado a un acuerdo para abrir a finales de octubre el primer Punto de Encuentro Familiar (PEF) del Duranguesado. El servicio se ofertará tanto a las familias de la comarca como a los pueblos de zonas cercanas como Amorebieta, Ermua, Markina u Ondarroa. Se trata, aseguró, de garantizar la «cercanía y bienestar de las personas».

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, acompañada de las dos tenientes de alcalde y las directoras de Justicia, Loli de Juan, y de Modernización y oficina judicial y fiscal, Amparo López, respectivamente, visitó las nuevas instalaciones en la calle Laubideta. Un local céntrico y nuevo, cedido por el Ayuntamiento, en el que el Consistorio de la villa ha invertido 22.378 euros para «convertirlo en un lugar acogedor». Con una superficie de 66 metros cuadrados útiles, estará dotado de los más modernos sistemas de seguridad y videovigilancia.

Violencia de género

El local dispondrá de cinco salas, una de ellas para visitas tuteladas, con un estricto sistema de vigilancia para preservar la seguridad del menor y que serán gestionadas por cuatro profesionales. Sus puertas se abrirán los sábados y domingos, además de la tarde del viernes y de una tarde entre el lunes y jueves. «No existe una demanda mayor que en otras zonas pero en muchas ocasiones los jueces no se animaban a derivar a las familias al servicio por lo complicado del trayecto y de los encuentros, pero estamos convencidos que una vez creado la demanda será mayor», aseguró De Juan.

Y aunque no todas las mujeres que reciben este servicio son víctimas de violencia de género, tanto Aitziber Irigoras como la teniente de alcaldesa Pilar Ríos hicieron hincapié en recordar que este proyecto es parte de la apuesta del equipo de Gobierno -PNV y PSE- por «la igualdad y la lucha contra la violencia de género». Es, recordaron, «resultado de la transversalidad de este compromiso».

El Gobierno vasco y el Ayuntamiento de Durango llevan más de un año de trabajo para materializar este local. De Juan recordó que la demanda partió de la Mancomunidad, pero la intervención de todos los ayuntamientos de la comarca dificultó llegar a un acuerdo y encontrar una figura jurídica acorde a esa realidad.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos