Durango buscará el apoyo de otros consistorios para financiar el Centro Ocupacional

Entrada al centro de Formación Ocupacional de Durango que gestiona el Ayuntamiento de la villa desde hace dos años. / M. DÍAZ

La Corporación aprueba iniciar los contactos en septiembre para llegar a acuerdos que permitan mantener la calidad del servicio

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El Ayuntamiento de Durango ha dado un paso al frente para impulsar el Instituto Municipal de Formación Profesional Básica que gestiona desde hace dos años al tomar el relevo a la Mancomunidad. En el último pleno se aprobó con los votos del PNV, PSE, EH Bildu y Herriaren Eskubidea, -el PP se abstuvo-, que se reunirá a partir de septiembre con otros ayuntamientos para «dialogar» sobre un futuro convenio. La medida llega medio año después de que los alcaldes de Elorrio, Izurtza, Atxondo y Mañaria se negaran a financiar el Centro Ocupacional hasta que no se reunieran con la regidora duranguesa.

La iniciativa forma parte de una moción de EH Bildu en la que insta al Ayuntamiento a llegar a un acuerdo con el resto de municipios de la zona para mantener la calidad y financiación del servicio. El motivo, se remonta a hace dos años con la entrada en vigor de la LOMCE, que obligaba a delegar este servicio en un Ayuntamiento o pasar a un ente privado. Con el objeto de mantener su carácter público pasó a gestionarse por el de Durango. Fue entonces cuando la Mancomunidad dejó de aportar 200.000 euros anuales, que se sumaban a los ingresos que inyectaba el Gobierno vasco -504.000 euros en 2014-. Un hecho que supuso una reducción en la aportación de más de 100.000 euros, provocado una precarización laboral y afectando a la calidad del servicio.

El pasado ejercicio el centro solo recibió 564.000 euros. La falta de financiación ha generado problemas, como la falta de ordenadores y material, a lo que se suma la reducción del salario de los profesores un 10% y el hecho de que tengan que asumir nuevas competencias, como la dirección.

«Sobrefinanciación»

La promesa de diálogo fue el único punto de los tres incluidos por EH Bildu en la moción que fue aprobado. Sin apoyos suficientes -solo con los votos de Bildu y Herriaren Eskubidea- se desestimó que en la futura licitación del servicio se incluya una subida del 2% en el contrato y la subrogación de los profesores del centro en el que estudian un centenar de alumnos.

El equipo de Gobierno -PNV y PSE- insistió en su apuesta por este centro y por garantizar un servicio de calidad. No obstante, reconoció que no es posible hacer cambios en los pliegos porque el proceso «ya está en marcha». La alcaldesa, Aitziber Irigoras, aseguró que fue el secretario quien propuso crear una mesa de negociaciones y no los regidores, como dijo Bildu. Además, adelantó que han comenzado las conversaciones con la Diputación y el Ayuntamiento de Amorebieta, al que se le pide que contribuya a financiar el servicio, puesto que muchos estudiantes son de dicha localidad.

Irigoras recordó que si el proceso está resultando lento es porque «hay mucho trabajo por detrás» y se quiere evitar un problema de «sobrefinanciación» municipal. Además, pidió un informe jurídico sobre la subrogación y la subida del 2% en la licitación, un hecho que Bildu aceptó y que, a juicio de la concejala Eider Uribe, evitará que los interventores pongan pegas y se produzca una sobrefinanciación.

Uribe aseguró que todavía hay tiempo de cambiar la licitación, ya que no ha sido publicada en el Boletín Oficial y criticó que se haya iniciado el proceso de manera unilateral, sin la participación de todos los partidos y los ayuntamientos de la Mancomunidad. Además, afirmó que todos los consistorios han mostrado su «disposición» a lograr un acuerdo. «No podemos esperar a 2018», aseguró. Jorge Varela, de Herriaren Eskubidea, recordó las necesidades de las que adolece el centro y la importancia de lograr una seguridad laboral. «El precio de la licitación debe aumentarse porque está por debajo del convenio».

Temas

Durango

Fotos

Vídeos