Durango amplía las clases de bertsolarismo en Secundaria

El Auntamiento posibilita que las sesiones que se ofrecen en Primaria tengan continuidad fuera del horario escolar

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Bizkaiko Bertsozale Elkartea extiende sus redes en Durango. Gracias a un convenio firmado con el Ayuntamiento de la localidad, y que ha sido apoyado por todos los partidos con representación municipal, la asociación ha comenzado a trabajar con adolescentes. Con este objetivo, se ha incrementado el acuerdo económico con la agrupación en 3.000 euros. Una oportunidad que, según la portavoz del PNV, Goiztidi Díaz, permite «impulsar el euskera y su uso entre la juventud».

El objetivo es que el «ecosistema del bertsolarismo se siga regenerando y nutriendo de cantera y aficionados», apuntaron desde la agrupación vizcaína, con sede en Durango. Según el concejal de EH Bildu, Ion Andoni del Amo, se llena así un «vacío» en este campo, que en palabras de Patxi López, de Herriaren Eskubidea, favorece no solo el uso del euskera, sino el que se trabaje en un colectivo tan descuidado como es la juventud.

Este nuevo convenio da un paso más allá del proyecto 'Mundu bat bertso' que se desarrolla desde hace años en cinco centros de enseñanza de Durango. En la actualidad e imparten clases a más de 300 estudiantes de quinto y sexto curso de Primaria.

Este curso, además, se ha permitido a los alumnos que se embarcan en la ESO apuntarse en grupos de improvisación. En este momento, dentro del denominado proyecto 'Gu ere bertsotan' se han creado ya dos grupos de improvisación, cuyas clases se imparten fuera del horario escolar y de modo voluntario, en los centros escolares y a través de una metodología lúdica en Durango.

Además de familiarizarse con la improvisación, los jóvenes tienen la posibilidad de conocer los modos de actuación de la persona que pone los temas 'gai-jartzailes', los jueces y la organización de los festivales de bertsos.

Al alumnado que participe en estos grupos de improvisación también se le abrirá la puerta de acceso hacia las bertso eskolas. La de Durango cuenta en estos momentos con 19 jóvenes que están aprendiendo a improvisar en euskera y a disfrutar de los bertsos fuera del ámbito escolar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos