Durango acondiciona diecisiete zonas especiales para que los perros jueguen sueltos

Concentración llevada a cabo en Durango en demanda de espacios para los perros. /  FERNANDO GÓMEZ
Concentración llevada a cabo en Durango en demanda de espacios para los perros. / FERNANDO GÓMEZ

La asociación Durandog que vela por el bienestar de los canes considera que la medida «llega tarde» y las actuaciones «se podría mejorar»

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Durango acomete la fase final de las tareas de mejora y delimitación de las 17 áreas para perros de la villa, donde los canes podrán jugar sueltos. La medida llega dos años después de que el Consistorio destinara 90.000 euros para este fin. «Se ha hecho tarde y no se nos ha tenido en cuenta. Muchas de las actuaciones parecen sacadas de un libro de instrucciones pero no son útiles y se podría mejorar», apuntan desde Durandog, la asociación por el bienestar de los perros de la comarca que arrancó su andadura hace cuatro años, precisamente para conseguir zonas de esparcimiento para sus mascotas en la villa.

«Nos han dado una cal y otra de arena», aseguran. Y es que, por un lado, el vallado de la zona anexa a la pista de atletismo de Landako, que se ejecutó a finales del pasado año, «era algo muy necesario ya que es muy pequeña y los perros salían al bidegorri», en uno de los tramos más transitados por corredores y paseantes. Sin embargo, en el otro extremo sitúan la zona de esparcimiento de Tabira, ubicada junto a la tirolina infantil. Allí, el espacio destinado a los canes se ha reducido en un tercio y ha quedado «impracticable». «En estos momentos es un barrizal», destacan.

El Ayuntamiento ha vallado también una parcela de Landako Gunea, entre el Elkartegi y el río, que afirman «ni siquiera era una zona para perros», Errotaritxuena, Ibaizabal, Kastejon e Intxaurrondo. Al cierre perimetral se han añadido su señalización y mobiliario urbano. Otras zonas como Astolabidea, Zuhatzola, Tabira y Hilerria se han adecuado con indicadores y papeleras ya que contaban con mobiliario previo. Faltarían Anbrosio Meabe y San Inazio -se señalizarán en los próximos días-, Zumar, San Roke, Aramotz, Faustebekoa y Erretentxu.

Cesión de terreno

Sin embargo, Durandog, que cuenta con más de 1.300 simpatizantes, no se siente del todo satisfecha con estas mejoras. «El balancín que han puesto en la zona de la pista de atletismo de Landako está destinado a perros capacitados y entrenados, no es un juguete que valga para cualquier animal», apuntaron. Asimismo, llevan tiempo solicitando la cesión del área de Hilerria, una de las 11 en la que los perros pueden andar sueltos las 24 horas del día y que debido a su mal estado casi no se se utiliza. «La idea sería destinar ese espacio, una vez vallado, a perros potencialmente peligrosos, animales de acogida que no se sabe cómo reaccionarán una vez sueltos, cachorros o perros con problemas de conducta que la asociación trata de educar», destacaron.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos