Durango abre el primer parque que fomenta la igualdad

El parque dispone de grandes toboganes./Nahikari Cayado
El parque dispone de grandes toboganes. / Nahikari Cayado

Emakunde ensalza las nuevas instalaciones, de 10.000 metros cuadrados, al promover«el juego libre y no encaminado» por sexos

NAHIKARI CAYADO

Jolastokia Amesten (Imaginando el patio) ya es un sueño hecho realidad. En un ambiente festivo se inauguró ayer en Durango el innovador parque por la igualdad de género, el primero de Bizkaia. El nuevo espacio trata de promover el juego libre, «no encaminado por sexos», con el objetivo de elaborar una propuesta integrada e innovadora. «Estamos muy ilusionadas e ilusionados con este proyecto renovador a favor de la igualdad», destacó Izaskun Landaira, directora de Emakunde, durante el acto celebrado en la ikastola Kurutziaga, donde se ubica. La cesión de 3.000 metros cuadrados de terreno del Ayuntamiento convierten al parque, de casi una hectárea, en un espacio público. «Durango dará ejemplo a la sociedad y recogerá sus frutos», destacó la alcaldesa de la localidad, Aitziber Irigoras.

Antes el centro contaba con un espacio de recreo organizado alrededor de varias canchas deportivas. «Este hecho condicionaba la ocupación del espacio y el uso que se hacía de él». Es decir, «los chicos ocupaban los espacios», explicó Jon Elorrieta, presidente de Kurutziaga. Así que se puso en marcha un proceso participativo donde el alumnado «soñaba su espacio ideal de recreo».

El proyecto se desarrolló en tres fases. La primera se centró en la observación. Papel y bolígrafo en mano realizaron una labor de campo, respondieron preguntas en un cuestionario, y analizaron las zonas de ocio que más frecuentaban. Los resultados obtenidos fueron trasladados a un mural. Con los dibujos e ilustraciones, llegó el turno de la reflexión, debate y la elaboración de maquetas.

Un bidegorri y un riachuelo

De esta manera, se decidió que el campo de fútbol fuera sustituido por un pequeño anfiteatro con montañas, arenas, toboganes y un campo de futbito en una esquina. Un bidegorri une los diferentes espacios, en los que se incluyen árboles, un riachuelo e incluso un antiguo vagón de tren, que si bien en un principio iba a ser una biblioteca, se ha quedado como zona de juego libre. También se han instalado juegos de equilibrio y habilidades de madera, un puente tibetano y una tirolina.

«Estamos muy orgullosos con esta iniciativa, que va a ayudar a cambiar la sociedad mediante la igualdad, la naturaleza y la participación», se felicitó Elorrieta. El nuevo espacio «tiene que seguir vivo y añadir más sueños de los estudiantes».

Durante el acto de inauguración, la alcaldesa hizo hincapié en que «este patio es un paso hacia la igualdad entre hombres y mujeres». También hizo un llamamiento a la ciudadanía para que «se cuide y se quiera a este parque, que tiene un mensaje tan importante para la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos