El derribo del gaztetxe reducirá el riesgo de inundaciones en Durango

El edificio ocupado como gaztetxe desde 1999 cuenta con cinco plantas. / MAIKA SALGUERO
El edificio ocupado como gaztetxe desde 1999 cuenta con cinco plantas. / MAIKA SALGUERO

La actuación, que se prolongará durante un año, conlleva la construcción también de un nuevo puente en la avenida Montevideo

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La avenida Montevideo de Durango cambiará completamente su fisonomía y la zona ganará en seguridad. Y es que el edificio de cinco plantas ocupado como gaztetxe desde 1999 será demolido tras el convenio suscrito ayer entre representantes del Gobierno vasco y del Ayuntamiento de la villa. La Agencia Vasca del Agua URA se encargará de licitar el proyecto de demolición del inmueble, construido sobre el cauce del Ibaizabal y «corregir el riesgo de inundabilidad que padece este lugar», explican técnicos municipales.

El plan conlleva también la retirada del tablero del puente y la construcción de uno nuevo. Los trabajos se desarrollarán a lo largo de un año y supondrán un desembolso de unos 850.000 euros, que serán financiado a partes iguales por las dos administraciones. Aunque el plan ya llevaba tiempo sobre la mesa y era una prioridad, dado que tanto el edificio como la pasarela existente sobre el río Mañaria «reducen el caudal cuando hay una crecida», su ejecución se ha hecho esperar más de lo deseado por los vecinos del entorno. «Nos sentimos abandonados», expresaban hace cuatro años los residente en el entorno, que aseguraban, además que el Consistorio «miraba para otro lado».

La alcaldesa de la villa, Aitziber Irigoras, por su parte, destaca que a lo largo de este tiempo la Administración local se ha encontrada atada de pies y manos para solucionar el problema. «Las pocas competencias que tenemos nos impiden intervenir en el cauce de un río», señala en relación a las protestas vecinales. Reconoce, sin embargo, que tanto el Ayuntamiento como URA llevan años considerando «preocupante» el estado del puente.

«Hay una viga, de cerca de un metro de ancho, que propicia que esta zona se tapone fácilmente cuando hay crecidas», explica. Su retirada para ampliar la capacidad de caudal del Mañaria se llevará a cabo una vez se derribe el edificio de viviendas que fue desalojado en 1993 por construirse de forma ilegal junto al cauce en la década de los 70. En 2001, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco condenaba al Ayuntamiento, a la Confederación Hidrográfica y a su propietario a demoler el inmueble.

Esta legislatura

Dieciséis años después se materializará su demolición, tarea que se prolongará durante dos meses. «Se desmontará el edificio de arriba abajo. De esta manera, se pretende no provocar daños en el inmueble colindante», apuntan desde el Consistorio. Una vez concluidas estas labores, se procederá a eliminar el puente actual para sustituirlo por uno nuevo, que «garantice la seguridad fluvial». Esta últimas fase será la más larga y su ejecución durará unos seis meses. En cualquier caso, «·todas las actuaciones se concatenarán y serán licitadas a la vez», matizaron desde el Ejecutivo municipal.

Tanto la alcaldesa, la jeltzale Aitziber Irigoras, como a la teniente alcalde, la socialista Pilar Ríos, esperan que el proyecto sea licitado «lo más rápido posible» por el Gobierno vasco y pueda estar finalizado al término de esta legislatura. «El acuerdo alcanzado viene a solucionar el problema de inundaciones que Durango tiene en esta zona», detallaron ambas representantes.

Con estos trabajos, además, se pondrá fin al peligro de desprendimientos que presenta el edificio y que ya ha requerido de la intervención de los bomberos en alguna ocasión. A pesar de que hasta la fecha no se han producido daños personales sí se produjeron desperfectos en algún vehículo estacionados en sus inmediaciones.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos