«Demanda existe, el reto ahora es cuantificarla y priorizar los servicios»

Firma del convenio ayer en Astola, sede de la Mancomunidad de Durango. / M. DÍAZ
Firma del convenio ayer en Astola, sede de la Mancomunidad de Durango. / M. DÍAZ

26 municipios participarán en el centro de acogida nocturna en el que se transformará el albergue invernal de Durango a partir del 1 de marzo

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El albergue de Durango, ubicado en las dependencias de Errotagaina Ostatua, abrirá sus puertas la próxima primavera a transeúntes de otros 18 municipios de comarcas cercanas, ofreciendo así servicio los 365 días del año y no solo durante el periodo invernal. La Mancomunidad de Durango suscribió ayer un convenio de tres años de duración con las mancomunidades de Lea Artibai y Lea Ibarra, así como con los ayuntamientos de Amorebieta, Berriz, Ermua y Mallabia para ofrecer de manera conjunta recursos sociales a las a personas en riesgo de exclusión. El primer paso será la puesta en marcha de la acogida nocturna el 1 de marzo. A partir de ese momento, y de manera paulatina, las tres mancomunidades y cuatro municipios, comenzarán a trabajar para ofrecer una atención diurna y viviendas tuteladas para personas en exclusión social.

«Demanda existe, el reto ahora es cuantificarla y priorizar los servicios», apuntó el presidente de la Mancomunidad de Durango, Aitor López. El acuerdo responde a la nueva organizacióndel Gobierno vasco, que reparte en cuatro zonas el área de Servicios Sociales. Esta nueva manera coordinada de trabajar en esta materia fue aplaudida por los diferentes representantes que ayer firmaron el acuerdo.

«Es un gran logro y una oportunidad para realizar un seguimiento más detallado de las personas con mayores necesidades de nuestra zona, ofrecerles un mejor servicio de cercanía con el objeto final de que vuelvan al sistema normalizado», apuntó Rakel Elu, presidenta de la Mancomunidad de Lea Artibai. Hasta ahora, las personas que pernoctaban en dicha comarca, eran atendidas por los servicios sociales o la Policía Municipal y se les entregaba un bocadillo y un billete de autobús para que acudieran al albergue de Bilbao. Una situación similar a los otros municipios que se han adherido al convenio, a excepción de las personas sin hogar que pueden pernoctar en el Duranguesado.

Una semana al mes

De momento, el acuerdo arranca con la apertura del albergue de Durango todo el año para dar servicio a las personas sin hogar de las tres mancomunidades y los cuatro municipios firmantes. El servicio contará con una decena de plazas a lo largo del periodo invernal que abarca desde el 1 de diciembre hasta el 1 de marzo, y cinco el resto del año. Las personas en situación de vulnerabilidad tendrán derecho a pernoctar y a asearse , así como a una cena y un desayuno, un máximo de una semana al mes, tal y como oferta en estos momentos el servicio para los ayuntamientos de la Mancomunidad de Durango.

Según el alcalde de Amorebieta-Etxano, Andoni Agirrebeitia, es necesario actuar con prudencia y conocer a priori las necesidades reales para «realizar inversiones proporcionadas que se mantengan en el tiempo». Es por ello, que la licitación de este servicio se hará por un año y será prorrogable a otro más. «Desconocemos cómo responderán los potenciales usuarios y por eso hay que actuar con cautela. De momento, iremos viendo cómo responden», apuntó Aitor López.

El albergue acogió el pasado invierno a un total de 153 personas con una media de 3,5 pernoctas al día de media. «Las personas que utilizan este tipo de servicios ya saben dónde están, conocen la ruta de albergues y se van moviendo de uno a otro», continuó el representante del órgano supramunicipal en el Duranguesado.

Cartel de completo

La ola de frío ha marcado la apertura del albergue de invierno el pasado viernes en Durango. Las instalaciones que cuentan con capacidad para albergar a una decena de personas, llegaron a colgar el cartel de completo el primer día. Las pernoctas el sábado y domingo sumaron ocho personas cada día. Algo que según el presidente de la Mancomunidad de Durango, Aitor López, no es habitual y responde al frío extremo de esos días. El albergue de invierno se mantendrá abierto hasta el 28 de febrero. Al día siguiente comenzará a funcionar como centro de acogida noctuna durante todo el año y recibirá a personas en situación de vulnerabilidad de los veintiséis municipios.

El centro de día requerirá de una inversión máxima de alrededor de unos 70.000 euros anuales. La cantidad será abonada por los veintiséis municipios a los que ofrece servicio en función del número de habitantes que dispongan.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos