«Debería buscarse una salida que garantice que no volverá a pasar»

El agua de la caldera inundó algunas aulas en Atxondo. / E. C.

El Ayuntamiento de Atxondo desconfía de la sustitución del manguito en la caldera del colegio que Educación reconoce haber cambiado en otras tres ocasiones

VIRGINIA ENEBRAL ATXONDO.

Un manguito. Ese es, según el Departamento de Educación, el origen del problema que provocó el lunes una filtración de agua de la caldera del colegio y que obligó a interrumpir la jornada escolar del alumnado de Primaria de Atxondo. La cuestión es que es el mismo diagnóstico, y por lo tanto, la misma reparación -o similar- que se llevó a cabo en las anteriores tres averías que ha sufrido un inmueble que apenas tiene cuatro años de vida. «Estaba en mal estado y eso provocó la fuga. Se está revisando detenidamente su reparación», explicó ayer el Ejecutivo autónomo, que reconoció que «no es la primera vez».

De ahí que el alcalde de la localidad, David Cobos, desconfíe de la solución. «Siempre se ha señalado ese tubo como la causa, así que se cambió, pero volvió a romperse; se colocó otro más robusto, se reforzó, pero se vuelve a rajar... Si algo no para de suceder una y otra vez y la solución es siempre la misma.. No parece muy sensato, ¿no?», se pregunta el primer edil, quien insiste en que la responsabilidad es del Departamento de Educación. «Es alumnado de Primaria y ellos y ellas son los máximos perjudicados. El Gobierno vasco debería tomarse el problema en serio, analizarlo y buscar una salida que garantice que no volverá a pasar».

Cobos, que está a la espera de lo que dicte el informe técnico, cuestiona si el reparto competencial es lógico ya que es el Consistorio quien corre con los gastos de mantenimiento. «¡Imagina que un Ayuntamiento tuviera que encargarse de las reparaciones de un hospital! Teniendo en cuenta que en este caso, además, creemos que hay un problema desde la misma construcción del edificio porque no es aceptable que se averíe cuatro veces en cuatro años».

Los menores volverán hoy, a lo sumo mañana, a ocupar sus pupitres, después de haber continuado ayer con las clases repartidos entre el edificio anexo destinado a la enseñanza infantil y la ludoteca municipal . «El espacio docente no es un problema, tienen donde estar», aseguró el Departamento de Educación. La prioridad para la administración autonómica era habilitar el comedor, sala afectada también por la fuga de la instalación, ubicada en la última planta, un emplazamiento cuya conveniencia Cobos ya puso en duda». Al estar en el último piso, cada vez que hay cualquier escape o rotura, afecta a todo el interior», detalló el regidor.

Temas

Atxondo

Fotos

Vídeos