Cuatro de cada diez jóvenes reconocen beber alcohol de manera habitual

Vicente Fernández, Aitor López y Amaia Sarrionandia. / M. D.
Vicente Fernández, Aitor López y Amaia Sarrionandia. / M. D.

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Cuatro de cada diez jóvenes del Duranguesado reconocen que consumen alcohol de manera habitual. Más de la mitad de los que lo prueban lo hacen entre los 12 y 15 años, según refleja el estudio 'Conocimientos, actitudes y hábitos sobre el uso de drogas y nuevas tecnologías' que ha elaborado la Mancomunidad de Durango. Para ello se ha basado en una encuesta a 2.244 chicos y chicas de entre 9 y 20 años, más de la mitad de la población de estas edades en la comarca.

El técnico del área de Prevención de Drogodependencias de la Mancomunidad, Vicente Fernández, confirmó ayer que el alcohol ha desbancado al tabaco como primera adicción entre los jóvenes de la comarca. Es más, siete de cada diez afirma haberlo probado, en su mayoría por curiosidad, pero también por buscar nuevas formas de «pasarlo bien»o porque está en el ambiente. «El alcohol está socializado», lamentó Fernández, que observa un 'boom' del consumo de esta sustancia entre los jóvenes del Duranguesado, junto con el juego y la irrupción de las nuevas tecnologías y la falta de percepción de riesgo.

Un caso contrario sucede con el tabaco, donde la legislación ha cortado drásticamente su consumo en espacios públicos. En los últimos cuatro años, se ha retrasado la edad de inicio en el consumo cuatro años, fijándose en la última encuesta en los 15 años. Los datos del estudio presentado ayer apuntan que un 15,30% fuma. «En el consumo de tabaco y resto de estupefacientes, los jóvenes del Duranguesado están por debajo de la media de Euskadi, mientras que en el alcohol se iguala a los porcentajes vascos», señaló.

En el resto de drogas, el consumo ha descendido. La marihuana ocupa el tercer puesto, con un 11,80%, y el hachís el cuarto (7,80%). La edad media de inicio también se sitúa en los 15 años en estas sustancias. En sendos casos se ha conseguido reducir a más de la mitad con respecto a 2008. El resto -speed, alucinógenos, cocaína, éxtasis e inhalantes- no llegan al 1% de la juventud.

Reforzar valores

El presidente de la Mancomunidad, Aitor López, recordó que las escuelas han trabajado en los últimos años por reforzar valores que eviten la adiccióna través de la presión de grupo, la autoestima o la aceptación de la frustración. Cursos por los que han pasado más de 13.000 alumnos, profesores, padres y madres. No obstante, «la percepción de riesgo del alumnado sigue siendo menor precisamente con las cuatro sustancias más consumidas entre los jóvenes», advierte.

La irrupción de las nuevas tecnologías ha obligado a ampliar la encuesta para abarcar nuevas adicciones. El escenario ha cambiado y la edad de inicio para disponer de un smartphone -con acceso a internet- ha descendido «espectacularmente» hasta colocarse en ocho años. «El 65,3% de los jóvenes que conoce gente en las redes no aplican filtros, lo que nos indica que no ven mayor riesgo», señala la técnica de nuevas tecnologías, Amaia Sarrionandia. Siete de cada diez jóvenes usa wasap a diario, mientras que la mitad de los encuestados lo hace con las redes sociales. El 8,5% de las personas encuestadas asegura recurrir a diario a juegos online y el 24,1% a videojuegos.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos