Colapsos y desconcierto en el reparto de los bonos descuento

Y. RUIZ DURANGO.

Los cajeros de la BBK echaban humo ayer en Durango. La primera jornada en la que se ponían a la venta los 1.900 bonos descuento para impulsar el comercio en la villa no empezó nada bien. Quienes se acercaron a primera hora tuvieron que abonar 10 euros en lugar de la mitad que se ha fijado para adquirir un bono por valor de 15 euros con el que poder comprar en los comercios adheridos a esta campaña hasta el próximo día 7 de enero. El problema se solventó para las diez de la mañana, pero los afectados se preguntan ahora cómo se les va a adevolver el importe abonado de más. Los propios comerciantes desconocían cuál será la fórmula.

El hecho de que este bono, que cuenta con la aportación de 19.000 euros por parte del Ayuntamiento de Durango, saliera el mismo día que los de cultura que oferta la Diputación provocó grandes atascos a lo largo de todo el día de ayer. «Una amiga mía ha estado más de una hora haciendo cola en el cajero de Landako», comentaba una vecina de la villa mientras esperaba que le tocará su turno en la oficina de Zumalakerregi. Por delante de ellas, tenía a media docena de personas. «De aquí no me muevo, he venido a la mañana y la gente tenía que esperar en la calle».

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos