La Casa Consistorial de Abadiño se hará más accesible a partir de mayo de 2018

Nuevas dependencias municipales en la casa cural de Abadiño. / V. ENEBRAL
Nuevas dependencias municipales en la casa cural de Abadiño. / V. ENEBRAL

La obra incluirá, además de la instalación de un ascensor, la reforma de la cubierta, de los aseos y una modificación de la tabiquería

VIRGINIA ENEBRAL ABADIÑO.

«Cuando accedí en 2007 a la Alcadía prometí que íbamos a hacer un Ayuntamiento nuevo antes de irme. Es lo que estamos haciendo». Hace menos de dos meses que terminaron las obras de la casa cural, donde ha quedado ubicada la oficina técnica, y ya solo queda acometer la reforma de la Casa Consistorial, una aspiración que el primer edil, José Luis Navarro, desea desde su llegada al cargo y ahora espera poder cumplir. «El municipio se ha ido desarrollando pero el edificio se ha quedado pequeño. El espacio no permite dar adecuadamente los servicios que la ciudadanía merece», insistió el regidor, quien destacó la eliminación de barreras arquitectónicas como el principal objetivo. «Como institución no damos el mejor ejemplo si no tenemos la accesibilidad apropiada»

La llegada de la crisis económica imposibilitó acometer la tarea, pero este año las arcas vuelven a contar con liquidez para afrontar la inversión, que rondará los 264.000 euros sin IVA. Esa es, al menos, la cuantía de la licitación, que se cerrará el 13 de noviembre. No es la primera vez que sale a concurso el proyecto. En abril de este año, con un presupuesto de salida de 211.000 euros, quedó desierta. El Consistorio confía en que los trabajos, que tendrán un plazo de ejecución de algo más de cuatro meses, estén terminados para las fiestas de San Trokaz, que se celebran en el mes de mayo, del año que viene.

Elevador exterior

«No damos el mejor ejemplo si no tenemos la accesibilidad apropiada»

Hasta entonces la plantilla estará repartida entre la recién renovada casa cural, reabierta en septiembre tras unos trabajos que han tenido un coste de algo más de 250.000 euros, y la mediateca. En el inmueble adyacente al Ayuntamiento comparten las tres plantas, además de la oficina técnica compuesta por arquitecto, aparejador, perito de medioambiente y otros expertos, el departamento administrativo y la secretaría de forma provisional; mientras que al Palacio Zelatabe se han trasladado el departamento de Euskera, de Igualdad, la policía municipal y el despacho de alcadía.

«Estamos descolocados porque hasta que se lleve a cabo la obra ocuparemos distintas dependencias. Es una situación penosa, pero no durará mucho», comentó Navarro. El proyecto de reforma de la Casa Consitorial propone la instalación de un ascensor exterior en la cara norte, la opuesta al puente, por lo que se «creará un nuevo acceso» en planta baja por esa fachada, así como la entrada a las plantas superiores. Por ese motivo se modificará «ligeramente la distribución» para ganar espacio.

En consecuencia, el despacho del regidor pasará a la segunda planta del edificio. También los aseos cumplirán la normativa de accesibilidad. Asimismo y aprovechando la reforma de parte de la cubierta, se mejorará el aislamiento y se reemplazarán los lucernarios por elementos con una mayor eficiencia energética.

Fotos

Vídeos