La red de bidegorris de Amorebieta llegará hasta Santa María de Etxano en mayo

El trazado del nuevo bidegorri llegará hasta Santa María de Etxano. /  MAIKA SALGUERO
El trazado del nuevo bidegorri llegará hasta Santa María de Etxano. / MAIKA SALGUERO

Las obras del nuevo carril ciclable ya han comenzado y cuentan con un presupuesto que ronda el medio millón de euros

VIRGINIA ENEBRAL AMOREBIETA-ETXANO.

La segunda fase de la red de bidegorris de Amorebieta ya está en marcha. Después de haber completado un primer tramo en Etxano que va desde Urritxe hasta La Bañera por las instalaciones de Txolon, quedaba rematar ese camino hasta alcanzar la parroquia de Santa María. A finales de 2017, el Ayuntamiento terminó la fase de expropiación de terrenos a ocupar y adjudicó la ejecución de los trabajos a la empresa berriztarra de construcción Bermeosolo por un importe final de cerca de medio millón de euros.

Según indicó el concejal de Urbanismo, Anartz Gandiaga, el proceso se ha ido retrasando por la inclusión de algunas modificaciones en el proyecto como una nueva zona de saneamiento, una mejora en la entrada al barrio de Alakao o cambios estéticos como rematar el bidegorri con asfalto impreso, entre otras variaciones. Finalmente, las obras ya han comenzado y cuentan con un plazo de ejecución estimado de tres meses.

El nuevo ramal, que recorrerá la BI-4327, es decir, la calle Urritxe, prolongará en algo más de un kilómetro la actual oferta de vías ciclables de la localidad. El proyecto prevé habilitar dos carriles de circulación rodada de tres metros de anchura, uno por cada sentido de circulación, y una acera elevada de otros dos metros de ancho para peatones.

Además, se renovará el asfalto de la carretera y se limitará la velocidad de circulación de los vehículos a cincuenta kilómetros por hora con el objetivo de mejorar la seguridad. Con el mismo fin se instalarán nuevas luminarias para lograr mayor visibilidad.

Movilidad sostenible

Una vez finalizadas las obras, será posible ir a pie o en bicicleta, de forma segura, desde Txolon hasta Etxano. De este modo, no sólo se mejora la conectividad entre los diferentes barrios del municipio, sino que se reforzará la protección y convivencia entre ciclistas y peatones.

Estos trabajos se enmarcan en el ámbito de la movilidad sostenible, un asunto que el Consistorio zornotzarra marcó como «prioritario» en la aprobación de los presupuestos del pasado ejercicio, cuando dio luz verde a invertir 1,1 millones de euros para ampliar la red de bidegorris municipal en el plazo de dos años. Menos de la mitad de la partida se gastará en el tramo que estará accesible previsiblemente en mayo.

El resto de la partida bianual la absorberá otro recorrido, el que llevará el carril-bici hasta Larrea, una zona que conlleva «una complejidad añadida por el túnel de la autopista», apuntaron fuentes municipales. El desarrollo de ese plan, que contaba con un estudio previo, también avanza ya que el Ayuntamiento ha adjudicado la redacción del proyecto y dirección de obra por algo más de 50.000 euros.

La meta de la ampliación de la red de bidegorris es ofrecer alternativas sostenibles a la ciudadanía que con el objetivo de convertir la localidad en un lugar más amable y respetuoso con el medio ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos