Berriz aprueba una subida del 1,5% en las tasas, en la que el IBI queda excluido

La Corporación acordó también por unanimidad congelar las licencias de construcción y de terrazas, entre otras

VIRGINIA ENEBRAL BERRIZ.

En las últimas legislaturas pocas veces se ha visto en Berriz ponerse de acuerdo al PNV, partido que gobierna, y a EH Bildu, principal grupo de la oposición. Sin embargo, esta rutina cambió hace pocas semanas cuando se aprobaron por unanimidad las tasas y ordenanzas de cara a 2018. De este modo, ambas fuerzas políticas acordaron una subida general del 1,5% en las cargas fiscales a la ciudadanía, eso sí, con algunas excepciones.

La principal es el Impuesto de Bienes Inmuebles, que quedará congelado. Toda vez que se ha aplicado la revisión de la Diputación en el catastro, lo que ha supuesto una subida en la factura para la mayoría de los contribuyentes, la coalición abertzale propuso excluirlo de la subida general, petición con la que los jeltzales estuvieron de acuerdo. Asimismo se quedarán como están tanto las tasas de alcantarillado y aprovechamiento del monte como las licencias de construcción, de terrazas y de apertura de establecimientos, con el objetivo, en este último caso, de impulsar el comercio local. Otro impuesto que permanecerá invariable tras incrementarse de forma constante durante cuatro años consecutivos a razón de medio punto por ejercicio será el de las instalaciones de construcción.

Ambas formaciones acordaron además algunas bonificaciones y exenciones. Las explotaciones agrícolas tendrán una reducción del 50% en el consumo del agua y quedarán eximidas de abonar el saneamiento y las basuras, siempre y cuando cumplan los requisitos establecidos en la ordenanza.

Ocupación de la vía

Aunque aún esté pendiente de concretarse en la Comisión de Bienestar Social, el pleno se comprometió a garantizar la gratuidad de los servicios deportivos y culturales a aquellas personas que se encuentren en el umbral de la pobreza. Además se sustituirá el concepto de familia numerosa por el de unidad convivencial y, en un futuro próximo, las bonificaciones se otorgarán en función de la renta en lugar de por núcleo familiar.

Los servicios deportivos estrenarán el 2018 con cambios. Se creará un bono mensual que aunará piscina, fitness, cycling y rocódromo, al tiempo que desaparecerá la diferencia de cuotas entre los usuarios empadronados en Berriz y aquellos que no lo estén, es decir, habrá una única tarifa para los talleres municipales, decisión que afectará también a los cursos culturales.

Por otro lado, habrá una nueva tasa de ocupación en la vía pública para los espectáculos de calle, si bien el Ayuntamiento se reservará el derecho de aplicar la exención del pago en los casos en que la finalidad de las asociaciones concuerde con los objetivos del Consistorio. Por último, se ha añadido una segunda matriculación en las colonias de verano, así como la posibilidad de solicitar la devolución del dinero de la inscripción en caso de enfermedad, siempre y cuando esté justificado.

Temas

Berriz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos