El Ayuntamiento de Durango quiere que su 'ídolo' vuelva a casa

El ídolo de Mikeldi se encuentra en el Museo Vasco desde hace casi un siglo. /  IGNACIO PÉREZ
El ídolo de Mikeldi se encuentra en el Museo Vasco desde hace casi un siglo. / IGNACIO PÉREZ

Solicitará un informe jurídico para conocer «si existen garantías» antes de acudir a los tribunales a reclamar su devolución

MANUELA DÍAZ DURANGO.

A las puertas de cumplirse un siglo de su trasladado al Museo Vasco, el Ayuntamiento de Durango no ha desechado la idea de volver a contar con el ídolo de Mikeldi en la villa. Dado que las solicitudes realizadas durante los dos últimos años no han llegado a buen puerto, ayer acordó en el pleno municipal estudiar la posibilidad de iniciar la vía judicial para conseguirlo.

Para ello, encargará un informe jurídico previo en el que se analizará la viabilidad del proceso y, «en el caso de tener garantías», la villa exigirá la devolución de esta pieza única en el País Vasco. La propuesta fue presentada por EH Bildu y apoyada por PNV, PSE-EE y Herriaren Eskubidea. El PP se abstuvo en la votación. El acuerdo representa un paso más en el compromiso adquirido hace dos años por todos los partidos políticos de hacer las gestiones necesarias para que el Mikeldi regresara a Durango.

Durante este tiempo, se han enviado numerosas solicitudes desde la comisión de Euskera, Cultura y Educación del Ayuntamiento, el organismo autónomo Astarloa kulturgintza, el Museo de Arte e Historia de Durango e incluso, tal y como apuntó el concejal de EH Bildu, Ion Andoni del Amo, varios miembros de su partido se han personado en el Museo Vasco para hacerles llegar la petición. El edil de la formación independentista destacó «las constantes negativas y escusas» recibidas al respecto.

Según Del Amo «no existe voluntad y ha llegado el momento de dar un nuevo paso». La figura de piedra que representa un cuadrúpedo es, de hecho, uno de los símbolos del Museo Vasco, desde que fuera traslada desde Durango a la pinacoteca en 1920. Data, al parecer, de la Edad de Hierro y fue desenterrada en 1864 cerca de la ermita de San Vicente de Mikeldi en Durango. Se especula sobre si su significado es religioso, funerario o simplemente se utilizó como mojón divisorio.

En los últimos tiempos el ídolo ha sido objeto de cuidados para mitigar las humedades que estaban deteriorando su conservación. Por ello, aunque tanto PSE-EE como PNV no se opusieron a emprender la vía judicial para recuperarlo, defendieron la necesidad de elaborar un informe jurídico previo para «tener garantías de que merece la pena seguir ese camino», apuntaron tanto la socialista Pilar Ríos como la jeltzale Goiztidi Díaz.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos