El auzo-taxi se consolida en Iurreta con más de 2.200 viajes durante el pasado año

Parada de taxis de la calle Bixente Kapanaga, en el centro de Iurreta/Y. R.
Parada de taxis de la calle Bixente Kapanaga, en el centro de Iurreta / Y. R.

Los usuarios disponen de plazo hasta finales de mes para renovar la tarjeta de un servicio que cumple una década de funcionamiento

VIRGINIA ENEBRAL IURRETA.

De Goiuria al centro urbano hay menos de tres kilómetros, la mitad que entre Oromiño y el Ayuntamiento. Artatza queda ya a nueve. Iurreta cuenta con menos de 4.000 habitantes, pero gran parte de sus más de dieciocho kilómetros cuadrados están diseminados. Por ese motivo, el Consistorio puso en marcha en 2009 el servicio de auzo-taxi, una asistencia que una década después sigue en funcionamiento con unos números a tener en cuenta.

En 2017 se contabilizaron 2.200 viajes, con una media mensual de 200 salidas, a excepción de agosto, un mes inhábil. El curso anterior se expidieron unas 200 tarjetas, cifra que el ejercicio pasado descendió a 180. «A pesar de que la cantidad disminuyó, el número de desplazamientos se ha mantenido, lo que quiere decir que las personas que las solicitan son las que realmente las utilizan», explicó Iñaki Totorikaguena, alcalde de la localidad.

De hecho, el Ayuntamiento ha previsto una partida de unos 20.000 euros, similar a la de 2017, para este año. «El servicio continúa teniendo mucho éxito y tendrá una duración prolongada en el tiempo mientras sea de utilidad para los vecinos, como está siendo en la actualidad», subrayó el primer edil. Los usuarios disponen hasta el próximo día 31 para renovar la tarjeta que posibilita beneficiarse de las ventajas de este transporte dado que, a partir del 1 de febrero tendrán que presentar la nueva documentación al taxista.

Pionero

Este año se cumple una década de la puesta en marcha del servicio en Iurreta que fue pionero en la comarca. El auzo-taxi se puso en marcha «con el objetivo de acercar los servicios del casco urbano a los diferentes núcleos rurales, así como para fomentar un uso racional del vehículo privado». Desde ese momento, se han ido sumando a la iniciativa otras localidades de la comarca como Berriz, que lo hizo dos años después, y Amorebieta y Elorrio que llevaron la iniciativa a sus barrios en 2012. La última en subirse al carro fue Abadiño, en 2016.

En todos los casos los usuarios, que deben registrarse previamente, abonan dos euros por cada trayecto realizado y el Consistorio reembolsa el resto. Esta cantidad varía según el municipio. El horario establecido en Iurreta es de lunes a viernes de 7.30 hasta las 20.00 horas, si bien los sábados se reduce a la franja matutina, de 9.00 a 14.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos