Atxondo toma medidas para reducir daños ante otra posible avería en el colegio

Tanto el Consistorio como el Gobierno Vasco están elaborando sendos informes para tratar de averiguar el origen del problema

VIRGINIA ENEBRAL ATXONDO.

La escuela ha vuelto a la normalidad. O casi. Después de la cuarta avería en cuatro años, la caldera ha sido reparada -se ha sustituido un manguito roto- y los niños y niñas de Primaria del colegios de Atxondo han podido ocupar nuevamente sus pupitres. Sin embargo, la repetición de un incidente ya conocido ha encendido todas las alarmas. La Asociación de Madres y Padres del Alumnado ha dejado claro tanto al Ayuntamiento como al Departamento de Educación que exigen «una solución definitiva y cuanto antes». «Estamos muy enfadados. Se pasan la pelota unos a otros y los máximos perjudicados son nuestros hijos e hijas».

Tanto el Ayuntamiento como el Gobierno vasco han encargado sendos informes técnicos para tratar de averiguar cuál es el origen de un problema que se agrava por la ubicación de la instalación, emplazada en el último piso, lo que significa que cada filtración provoca daños considerables. De ahí que el Consistorio no haya querido esperar a conocer el dictamen del peritaje y haya tomado medidas de prevención. «Si no podemos prever la avería o asegurar que no volverá a ocurrir, al menos vamos a intentar garantizar que las consecuencias y el trastorno que ocasiona sea menor», explicó David Cobos, alcalde de la localidad.

El regidor de Atxondo insiste en que además del dolor de cabeza que supone tener que parar la docencia y reubicar a los menores, «hay unos costes de reparación que asume el Consistorio».

Esta vez han colocado una rejilla para evacuar el agua. «Hasta ahora cualquier pequeña gotera desaguaba hacia el interior y estropeaba la escayola, las paredes, que además taponan más si cabe la salida. Si se rompe, por lo menos, que no entré al edificio», confió el primer edil de Atxondo.

Temas

Atxondo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos