Atxondo incorpora la autogestión vecinal de los caminos rurales

Atxondo aprobó en mayo pasado el inventario de caminos rurales. /  E. C.
Atxondo aprobó en mayo pasado el inventario de caminos rurales. / E. C.

Las empresas y particulares que utilicen estas vías públicas con una finalidad económica deberán solicitar permiso y abonar una tasa

VIRGINIA ENEBRAL ATXONDO.

El inventario de caminos da un paso más en Atxondo. Tras aprobarse definitivamente en mayo pasado, no sin levantar cierta polvareda entre los vecinos, que dudaban de la conveniencia del documento así como del criterio elegido para definirlo, el ejericicio 2017 se cerró con el visto bueno a la ordenanza que regulará el aprovechamiento de los viales de titularidad municipal.

La normativa no afecta a la mayor parte de las travesías, sino que se trata de un reglamento que obliga a las empresas o personas que utilicen las vías públicas de la localidad con una finalidad económica a solicitar un permiso, y con él, a abonar un tasa así como a depositar una fianza para hacer frente a posibles reparaciones de aquellos daños que pudira ocasionar su actividad . «Por ahora no hemos entrado a definir el uso de las sendas incluidas en el inventario. Si estará permitido el paso de vehículos, si podrán circular bicicletas o será de uso exclusivo para senderistas será algo que precisaremos más adelante», aclaró David Cobos, alcalde de la localidad.

«Si por ejemplo se van a talar pinos en nuestros bosques para después transportarlos a una papelera, a una cantera o se va a instalar allí una escombrera, eso conllevará un continuo movimiento de camiones, por lo que debemos garantizar el cuidado de las pistas por las que pasan, conocer cuál es la situación antes y después de la actividad, hacer un seguimiento, contar con una vigilancia, y en caso de que haya algún desperfecto, hacer frente a los gastos de mantenimiento. Es algo que ya existe en otros municipios desde hace bastante tiempo», explicó el primer edil.

Modificaciones

El Consistorio atxondotarra, sin embargo, ha añadió al documento una cláusula que no es tan habitual en otras localidades. Con ella abren la puerta a la autogestión vecinal. «En ocasiones, existen en nuestros montes y bosques agrupaciones formadas por residentes que se han organizado para mantener, administrar y arreglar los caminos. Con esta disposición que hemos añadido damos la posibilidad de que estos grupos colaboren o se encarguen, como han estado haciendo hasta ahora, de la gestión de una zona concreta», señala Cobos.

Una de las mayores reticencias que despertó el registro durante la aprobación fue su carácter definitivo, algo que el regidor desmintió en su momento. «Se trata de un documento vivo que admitirá cambios», aseguró en mayo. De hecho, la última sesión plenaria fue testigo de una modificación aceptada a petición de un vecino.

«Un particular solicitó alejar la senda que pasaba cerca de su caserío. El terreno de la nueva ubicación era suyo y él se hacía cargo de la obra. Si no hay ningún perjuicio para el municipio, estaremos a favor. No hay ninguna postura caprichosa por parte del Ayuntamiento, solo hay que plantearlo», insistió el máximo mandatario local.

Temas

Atxondo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos