Arroces del Mundo sentará a la mesa a más de 600 personas en Jesuitak

M. DÍAZDURANGO

Más de 600 personas de dieciséis asociaciones de Durango se reunirán este sábado en torno al calor de una agradable mesa. La novena edición del festival Arroces del Mundo regresa a la villa con el objeto de fomenten una interculturalidad basada en la convivencia y el respeto a la diversidad. Este año como novedad la música abrirá otra puerta al encuentro. Al margen de las exhibiciones de los grupos locales, el Dj iurretarra Viktor Zelden pinchará canciones de diversas partes del mundo en la fiesta de sobremesa. Junto a Durango, el festival Arroces del Mundo se llevará a cabo en los barrios bilbaínos de San Francisco y Otxarkoaga, Getxo, Gernika, Arrasate, Errenteria, Donosti y el casco viejo de Vitoria y el barrio gazteiztarra de Zaramaga.

Organizado por el taller participativo Zubiguneak, en el que se integran asociaciones autóctonas e inmigrantes, la cita arrancará al mediodía en Jesuitak. Media hora después comenzarán a sonar la txaranga de Ghana y se sucederán los talleres y las actuaciones de danza del vientre y euskal dantza de la mano de Kriskitin.

En colaboración con el Ayuntamiento de Durango y Dendak Bai dará comienzo la comida, los pasteles los pondrá el grupo de Berbalagun y el café correrá a cargo de Baqué. Por la tarde, tras el reparto de diplomas continuará la danza y la música dj. Y a las ocho una chocolatada pondrá el final más dulce a una jornada de intercambio y hermandad.

"Las fiestas nos unen"

«Sin olvidarnos de problemas y reivindicaciones, sabemos que la fiesta nos une y nos posibilita visualizar espacios de convivencia normalizada, además de permitir aportar la diversidad de nuestras culturas en un proyecto común: el de una vida y unos barrios más humanos y habitables, solidarios y luchadores», explican desde la organización.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos