Arroces del Mundo cumple una década en Durango en favor de la interculturalidad

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El festival Arroces del Mundo cumple una década en Durango. Díez años en los que «hemos conseguido poner sobre la mesa y en la agenda de las asociaciones la interculturalidad y el desarrollo comunitario», y diez años en los que en la villa no se ha producido ningún delito xenófobo, apuntaron desde el taller participativo de Zubiguneak, que organiza la cita y en el que se integran asociaciones autóctonas e inmigrantes. Este sábado volverán a salir a la calle para compartir mesa medio millar de personas y 16 asociaciones, el doble de cuando degustaron su primer plato de arroz en 2008. «El objetivo por aquel entonces era conocerse y hoy es una fecha consolidada que las asociaciones esperan, aunque detrás de ella hay mucho trabajo previo de colaboración entre colectivos y de compartir recursos», apuntaron.

Durango, que junto a los barrios bilbaínos de San Francisco, Uretamendi y Otxarkoaga, Getxo, Gernika, Errenteria, Burlada y el barrio gazteiztarra de Zaramaga celebran este festival intercultural, ha organizado una jornada repleta de actividades. La cita arrancará a las 12.00 en Ezkurdi, aunque en caso de lluvia se trasladará a Jesuitak. Acto seguido, Iñurri impartirá un taller y a la una comenzará a sonar la txaranga de Ghana.

En colaboración con el Ayuntamiento, la Asociación Zabaltzen, cafés Baqué y Dendak Bai dará comienzo la comida. Por la tarde, tras el reparto de diplomas continuará la danza y la música dj. Y a las cinco una chocolatada pondrá el final más dulce a una jornada de intercambio y hermandad.

Además, como novedad, Ongi Etorri Errefuxiatuak simulará un campamento de refugiados para sensibilizar sobre su situación, precisamente el día en el que atracarán en la costa valenciana el 'Aquarius' con 629 migrantesrescatados frente a las costas de Libia.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos