Arriola considera «muy exagerado» calificar la calidad del aire en Durango de «peligrosa o preocupante»

EH Bildu aseguró ayer en el Parlamento vasco que la villa lidera la lista de municipios con peores índices de contaminación en Euskadi

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, aseguró ayer que es «muy exagerado» calificar la calidad del aire en Durango como «peligrosa o preocupante». Defendió también con contundencia que la red de medidores es fiable y «no se puede poner en cuestión». De esta manera daba respuesta a las deficiencias de la red de control que planteaba el parlamentario de EH Bildu, Mikel Otero, en la sesión plenaria. Una intervención muy breve que supo a poco para las miles de personas que desde hace décadas, y de manera más fehaciente en los últimos meses, soportan un hedor insufrible cada día.

«Ni podemos decir que todo está bien, ni nuestra intención es crear una alarma social, pero lo cierto es que hay algo que va mal y es necesario reconocer esta realidad con un toque preocupante en determinadas zonas», indicó Otero. Lo cierto es que más de 2.555 personas han firmado la petición 'Por un aire limpio en Durango' en la plataforma change.org creada hace dos meses por la soprano Vanessa Goikoetxea y que ha dado el salto no solo al pleno municipal sino al Parlamento vasco.

«Durango es el txapeldun de la contaminación en Bizkaia», aseveró el representante de la coalición en el Parlamento vasco. Aludió a que la red de medidores señalan a la villa a la cabeza un 60% de los días. El minucioso seguimiento realizado por un vecino de la villa durante los dos últimos meses revelan que el 68% de los días tuvo la peor calidad del aire de Bizkaia, el 10% fue el segundo en el ranking, y el 11%, el tercero. Un hecho que, en palabras de este durangués, «debería hacer saltar las alarmas a nuestras autoridades en lugar de enrocarse».

Ayer mismo, a las 14.00 horas, el porta World Air Quality Index, que hace un registro en tiempo real de la calidad del aire, señalaba a Durango y Zumarraga como las peores localidades de toda la península en cuanto a calidad de aire con un valor de 145, cuando a partir de 100 se considera «peligroso para grupos sensibles, explicó Otero. Este parlamentario insistió en que hay que invertir en la red de medición porque están dando problemas y, en su opinión, condiciona la fiabilidad de los resultados. «Curiosamente las estaciones más problemáticas son las que tienen menos datos y fallan cuando los niveles de contaminación están más altos».

El consejero Arriola esgrimió que la red de medidores, que cuenta con 53 estaciones fijas y seis móviles, son mejoradas cada año. Asumió que se producen averías puntales, pero «no ponen en duda su fiabilidad». En el caso de la de San Roque, que ha registrado continuas paradas, admitió que se está estudiando el origen de los fallos.

Otero, por su parte, insistió en la necesidad de realizar una homogenización de las calificaciones. «La Unión Europea reguló en su día estos parámetros con unos rangos muy flexibles que ha generado que en Euskadi se califique de 'buena' lo que en Estados Unidos es 'moderado', y lo 'mejorable' aquí, 'no admisible' en América».

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos