El Ararteko recomienda la habilitación de aseos en la estación de Durango

Estación soterrada en la segunda planta, que carece de baños. Solo dispone de ellos la galería comercial pero están cerrados con llave. / E. C.
Estación soterrada en la segunda planta, que carece de baños. Solo dispone de ellos la galería comercial pero están cerrados con llave. / E. C.

Entiende que «satisfacen unas necesidades de la población en general» y plantea que se tomen medidas adecuadas de mantenimiento

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La ausencia de baños en la nueva estación de tren inaugurada hace cinco años en Durango ha generado un «gran número de quejas», tal y como hace unos meses Euskal Trenbide Sarea (ETS) reconocía al vecino de la villa José Luis Martínez de Antoñana en respuesta a sus reiteradas demandas, que le llevaron a acudir incluso hasta el Ararteko ante la falta de respuesta por parte de las instituciones públicas. En la misiva que le remitieron en marzo le indicaban que su construcción no se contemplo porque, además de acarrear un coste excesivo, «la experiencia nos ha demostrado que la colocación de baños en las estaciones es una fuente de multitud de problemas (drogadicción, acoso, vandalismo, limpieza), lo cual ha desaconsejado su instalación». Ayer, sin embargo, su petición obtenía respuesta por parte del Defensor del Pueblo mediante una nota remitida a los medios de comunicación. En ella se instaba a ETS a reconsiderar la negativa a dotar de este servicio público a la estación de la villa.

Martínez de Antoñana mostró su malestar por tenerle seis meses de un lado para otro sin darle una respuesta a un servicio tan necesario en el transporte público. «Se devolvían unos a otros la pelota, hasta que hace quince días ya advertí en las depedencias del Ararteko que iba a crear una plataforma cívica hasta conseguir lo que creo que es justo. Parece que no quieren que las personas mayores hagan uso del tren», se lamentaba. En alguna de las diferentes puertas que ha tocado le llegaron a indicar que ya existían unos baños en la galería comercial. «Están cerrados y solo te facilitan las llaves durante el horario de apertura en el único supermercado ocupado dentro de la galería».

No es capaz de entender que en un servicio público se pongan tantos impedimientos cuando a los establecimientos privados se les exigen tantos requisitos para tener unos baños en condiciones a la hora de abrir sus instalaciones.

Pero el Ararteko ha decidido intervenir ante la respuesta de Euskal Trenbide Sarea de que no tiene previsto realizar ninguna actuación. «La realidad actual en el diseño arquitectónico de estaciones es la de generar espacios abiertos y de gran visibilidad para facilitar, sobre todo, la seguridad de las personas usuarias, así como de las instalaciones», señalaron desde ETS.

«Convención social»

Conscientes de que en los trenes que cubren la línea Bilbao-Donostia-San Sebastián se han instalado baños adaptados , tal y como se defendió desde el Ararteko, esta institución considera que ETS se debería replantear un nuevo diseño en sus infraestructuras. «Existe una convención social por la que las personas esperan encontrar baños públicos en las estaciones, y ello porque satisface unas necesidades de la población en general, pero muy especialmente de las personas mayores , las personas de movilidad reducida, los y las menores o personas con problemas de incontinencia», detalla en la nota.

Pero a renglón seguido el Defensor del Pueblo advierte que Euskal Trenbide Sarea «debe garantizar unas condiciones mínimas de higiene y salubridad, lo que supone la adopción de medidas adecuadas de mantenimiento».

A Martínez de Antoñana le parece una «sinrazón y una falta de vergüenza que las instituciones siempre vayan por detrás de la ciudadanía».

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos