Animan a las víctimas de los bombardeos a acudir como acusación particular en la querella

Ricardo Ozaeta, a la izquierda, a la salida del juzgado. / E. C.

Ricardo Ozaeta, de 86 años, tomó parte ayer en Durango en el acto de ratificación contra 46 aviadores italianos

YOLANDA RUIZ DURANGO.

«Es una puerta más que abrimos a la investigación judicial en la consecución de la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas», expresaban ayer ante las puertas del Palacio de Justicia de Durango algunos de los integrantes del colectivo 1937ko martxoaren 31 batzordea. En representación del colectivo, la alcaldesa, Aitziber Irigoras, ratificó en el juzgado número 3 el texto de la querella contra los 46 aviadores italianos que participaron en los bombardeos de la villa. En esta ocasión, acudió acompañada de Ricardo Ozaeta, un vecino de 86 que vivió los ataques aéreos a la villa desde la vivienda en la que residía frente al pórtico de Santa María, además de otros representantes políticos y de la comisión impulsora. También se animó a las víctimas a presentarse como acusación particular. Fue Andoni Barreña, portavoz de la Asociación Cultural Durango 1936, quien aprovechó la presencia de los medios de comunicación para trasladarles la invitación.

A sus 86 años de edad el durangués Ricardo Ozaeta quiso estar presente en el procedimiento que al mediodía de ayer se llevó a cabo en Durango. Así pues, la villa se coloca entre las primeras localidades del Estado en querellarse contra los autores de los bombardeos que asolaron la villa los días 31 de marzo y 2 y 4 de abril de 1937.

Por aquel entonces, Ricardo tenía seis años y residía enfrente del pórtico de la basílica junto a sus tres hermanos Félix y José Ramón, todos ellos muy conocidos en la zona por regentar varios negocios de hostelería y charcutería en Durango e Izurtza. A las puertas del Juzgado no podía dar grandes detalles sobre dónde se encontraba en el momento de los ataques aéreos. «Era muy pequeño, pero fue fatal», advertía este superviviente, que acudió a la cita a través de una convocatoria de wasap.

A la cita también acudieron representantes de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, de Ongi Etorri Errefuxiatuak, de Gerediaga y del grupo de danzas Kriskitin, entre otros. Junto con representantes de todos los grupos de la Corporación, salvo el PP que votó en contra de la ratificación de la querella, se concentraron en Ezkurdi varias decenas de personas para honrar la memoria de las víctimas. A continuación, la alcaldesa presentó al juez el texto redactado por la abogada catalana Anaïs Franquesa, que se suma a la que la asociación de italianos antifascistas Altra Italia presentó por los bombardeos en Barcelona.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos