Amorebieta da voz a los vecinos para diseñar un municipio inclusivo

La iniciativa incluye entrevistas individuales a mujeres de distinto perfil. /  A. U.
La iniciativa incluye entrevistas individuales a mujeres de distinto perfil. / A. U.

Además de un cuestionario disponible hasta el 16 de marzo, el personal técnico realizará entrevistas a mujeres y asociaciones

VIRGINIA ENEBRAL AMOREBIETA-ETXANO.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sienta las bases del desarrollo futuro de una localidad. No es, por tanto, una cuestión baladí. Recoge tanto aspectos legales como la integración de diversos planes sectoriales, pero también debe tener en cuenta en el diseño y concreción del entorno a las personas que lo habitan, entre ellas, a aquellas con movilidad reducida, invidentes, dependientes, niños... Para ello, en Amorebieta han decidido incluir la perspectiva de género y, al mismo tiempo, abrir un proceso participativo para conocer la opinión de la ciudadanía.

La fórmula elegida para testar de primera mano los problemas y necesidades que perciben los zornotzarras ha sido una encuesta. ¿Existen zonas inseguras en el municipio? ¿Propondría algún otro recorrido peatonal o ciclable? ¿Son prácticos los espacios libres existentes? ¿Existe en el municipio algún lugar con pendiente excesiva o resbaladiza? Son algunas de las preguntas que recoge el cuestionario, que abarca temas como la seguridad, la accesibilidad, los servicios o la movilidad, pero también otros más específicos como la afección de las infraestructuras o la ciudad 'simbólica' en referencia a la nomenclatura de calles y edificios públicos.

La encuesta está disponible de forma telemática a través de la página www.amorebieta-etxano.eus/PGOU/ y también en papel tanto en el Consistorio como en la oficina técnica de la Herriko Plaza y en los centros Zelaieta y Nafarroa, aunque deberán entregarse exclusivamente en la primera. El plazo de presentación se cerrará el 16 de marzo.

Zonas inseguras

A pesar de que en Amorebieta no se ha diagnosticado un 'mapa de la ciudad prohibida', cuyo objetivo es señalar los puntos que las mujeres perciben como inseguros, el Ayuntamiento pondrá especial hincapié en la perspectiva de género, que persigue un urbanismo inclusivo. De ahí que, además de valorar las respuestas que se den en las distintas materias, realizará entrevistas grupales a diferentes asociaciones y colectivos del municipio e individuales a mujeres con distinto perfil para que señalen las carencias y tomar medidas en pos de una localidad igualitaria.

«A través de este proceso de participación queremos saber qué cuestiones preocupan a los vecinos, qué lugares mejorarían, cuáles consideran peligrosos... y lo queremos saber para poner soluciones y mejorar la calidad de vida», subraya el alcalde, Andoni Agirrebeitia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos