Amorebieta cambiará de nombre a la calle Gregorio Mendibil si se le vincula a la Falange

Calle zornotzarra que luce la placa de Gregorio Mendibil. / N. C.
Calle zornotzarra que luce la placa de Gregorio Mendibil. / N. C.

El Ayuntamiento acordó también en el pleno de ayer abrir una investigación para poner nombre y apellido a las víctimas de la Guerra Civil

NAHIKARI CAYADO AMOREBIETA-ETXANO.

La céntrica calle Gregorio Mendibil de Amorebieta-Etxano cambiará de nombre si el Ayuntamiento constata que su pasado estuvo vinculado a la Falange, tal y como desveló ayer en el pleno Esther, familiar de Bonifacio Ormaetxe, una de víctimas de la Guerra Civil en la localidad. Su intervención soprendió tanto a los corporativos del PNV como de EH Bildu, que aseguraron no tener constancia de ello. El alcalde, Andoni Agirrebeitia, anunció que el Consistorio pondrá en marcha una investigación para aclarar esta información.

«Si se demuestra que lo que dice es cierto, retiraremos la placa con el nombre sin problema», añadió el regidor zornotzarra. Desde EH Bidu también mostraron su apoyo a la demanda esgrimida por parte de la familia de Bonifacio Ormaetxe tras la aprobación de la declaración institucional de apoyo a las víctimas.

En su intervención, señaló al Consistorio como responsable directo por haber homenajeado a Gregorio Mendibil dando su nombre a la calle en la que se ubica la parte trasera de la Casa Consistorial y parte del Zornotza Aretoa, y haberlo hecho además sin la documentación acertada que ella aseguraba disponer. Al entender que «no se merece este reconocimiento», exigió la corrección de este error por escrito. La Corporación, sin embargo, se apresuró a tomar cartas en el asunto y encargar una investigación al respecto.

Desde la familia Ormaetxe también mostraron su enfado con los miembros del Ayuntamiento que en su día le aseguraron que se pondrían en contacto con ella a fin de darle respuestas a las incógnitas de los afectados del franquismo. Lamentó, asimismo, que hace más de un año recurrió a Gogora Erakundea, asociación que tiene como misión preservar y transmitir la memoria democrática de las víctimas, con la esperanza de encontrar las respuestas pero aún sigue esperando. «Nos dijeron que hablarían con cada miembro de las familias de fusilados, encarcelados o damnificados por la Guerra Civil, pero lo único que recibimos fueron panfletos en nuestras casas», censuró.

Esta mujer espera ahora que el Ayuntamiento ponga en marcha la declaración institucional que se presentó en el pleno de ayer y se haga pública la memoria histórica. Se encargará un estudio a los profesionales para «tener un conocimiento más detallado y con rigor suficiente de las diferentes formas de violencia sufridas por las y los zornotzarras y un listado de las víctimas de la Guerra Civil». Con este estudio se pretende que «la historia reciente no caiga en un frustrante olvido. La única manera de no repetir la historia es no olvidarla».

La Corporación admite que siempre se ha habldo de las víctimas de manera colectiva y no se les ha dedicado atención de modo individualizado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos