«La agresividad en las fiestas de Durango ha aumentado en los últimos años»

La variedad e infinidad de disfraces que tomaron las calles de Durango el sábado animaron los 'Sanfaustos'. / M. DÍAZ
La variedad e infinidad de disfraces que tomaron las calles de Durango el sábado animaron los 'Sanfaustos'. / M. DÍAZ

El comité de empresa del Ayuntamiento denunció ayer que un agente esté hospitalizado tras ser atacado por el joven al que trasladaba a su domicilio el domingo

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Alcohol y drogas conforman el coctel más amargo de las fiestas. Durango no es ninguna excepción. Esta circunstancia desencadenó el traumatismo craneal que sufrió un agente de la Policía Municipal el pasado domingo y que ayer le mantenía en el hospital de Galdakao. Fue atacado por un joven, con evidentes signos de estar bajo los efectos de alcohol y drogas, al que acompañaba hasta su domicilio. Pero este no ha sido un caso aislado, otra agente del cuerpo también fue agredida cuando intervenía en la detención de un joven por un delito de robo a menores. Dos ataques sexistas, varias peleas y robos completan el balance de los 'Sanfaustos', que concluyeron el pasado domingo. Según expresaron ayer miembros del comité de empresa de las personas que trabajan en el Ayuntamiento de la villa, «la agresividad en las fiestas ha aumentado en los últimos años» como consecuencia del abuso de sustancias y alcohol.

El comité de empresa, integrado por ELA, LAB y el sindicato independiente de la Policía vasca Erne, no ha querido quedarse cruzado de brazos. Ayer, denunció las dos agresiones hacia los agentes y condenaron «todo tipo de actitud violenta» porque implican una «falta de civismo». «La pérdida del control de sus actos provoca incidentes que ponen en grave riesgo la salud de otras personas», aseguraron.

Por ese motivo, solicitan al Ayuntamiento de Durango «que tome las medidas oportunas para poner freno a este tipo de incidentes y para que no quede impune ningún acto violento». La respuesta no tardó en llegar. Apenas unas horas después de la emisión del comunicado por parte del comi, el Ayuntamiento anunciaba que se personara como acusación particular en la última agresión a un agente en Durango.

Los hechos ocurrieron el domingo en torno a las 14.30 horas en la calle Mikeldi cuando varios agentes, alertados por un particular, procedían a trasladar a un joven de 30 años a su domicilio. Al parecen, explican desde la Policía Municipal, el joven había protagonizado varios incidentes violentos a lo largo de la mañana. Con evidentes signos de estar bajo los efectos de alcohol y drogas, se «abalanzó contra el agente» y provocó su caída hacia atrás, provocándole un traumatismo craneal. Una ambulancia atendió a la víctima antes de ser trasladada al hospital de Galdakao, donde todavía ayer continuaba en observación.

Acusación particular

Tanto desde el comité como desde el propio Consistorio mostraron su solidaridad con el herido y sus familiares, y desearon una pronta recuperación. La alcaldesa de la villa, Aitziber Irigoras, reconoció haber estado en contacto directo y permanente con el agente agredido para conocer su estado y evolución. Además, como en otros casos en los que se vulneran los derechos de los trabajadores municipales, el Ayuntamiento, por orden de Alcaldía, se persona como acusación particular.

Esta agresión se suma a la sufrida el pasado día 12. Una agente que intervenía en la detención de un joven por un delito de robo a menores resultó atacada. En su intento de escapar, el joven acabó golpeando a la municipal.

Estos actos empañan unas fiestas sonreídas por el buen tiempo y con una alta participación. El color inundó la jornada del sábado dónde los disfraces y las tortillas se convirtieron en las protagonistas. Una multitud acompañó ayer a Patxikotxu en su último paseíllo antes de su quema y rematar las fiestas con los fuegos de artificio.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos