Abadiño subvencionará la instalación de pozos sépticos en los caseríos

VIRGINIA ENEBRAL ABADIÑO.

Las zonas rurales vuelven a ser las protagonistas de las ordenanzas municipales en Abadiño. Después de dar luz verde a la normativa que permitirá aplicar un descuento del 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles para aquellas construcciones que cuentan con la calificación de caserío, así como una reducción en la tasa que se aplica a los terrenos rústicos, que pasará de ser del 0,21% al 0,12%, el Ayuntamiento sacó adelante en la pasada sesión plenaria una nueva norma que irá destinada a subvencionar la reparación o la instalación de pozos sépticos en estas áreas apartadas del pueblo. Este respaldo económico se suma, además, a la devolución de la mitad de la factura por su limpieza, aprobada hace un mes.

«El objetivo es incentivar la colocación de estos sistemas que tratan las aguas residuales domésticas así como su mantenimiento en buen estado porque algunas están muy deterioradas y terminan contaminando el entorno. De este modo, entre todos colaboramos a cuidar el medio ambiente», explicó José Luis Navarro, alcalde de la localidad.

La ayuda sufragará hasta la mitad del coste de estas infraestructuras, que en ningún caso podrá superar los 3.000 euros por caserío. La persona beneficiaria recibirá el 80% de la subvención en el momento de la concesión y, el resto, al finalizar la obra. Al igual que ya lo hiciera con la ordenanza que subvencionaba la limpieza de los pozos sépticos, EH Bildu volvió a subrayar que el saneamiento es «un servicio básico». «Toda la ciudadanía debería abonar lo mismo, una tasa única tengas una instalación colectiva o individual», insistió su portavoz, Mikel Urrutia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos