3.645 pregoneros en los 'Sanfaustos'

Canete, Santibánez y Mínguez, en la extracción del pasado jueves en el ambulatorio. / MAIKA SALGUERO

José Martín Santibáñez, Rafael Canete y Gabriel Mínguez serán los rostros visibles de la Asociación de Donantes Mugarra que dará inicio mañana a las fiestas de Durango

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La discreción les acompaña en la sangre. Ni a José Martín Santibánez ni a Rafael Canete ni a Gabriel Mínguez les gusta el protagonismo. Pese a que los tres trabajan en la primera línea de la Asociación de Donantes de Sangre Mugarra de Durango, ellos prefieren seguir en segundo plano como todos los que contribuyen a entregar el líquido tan preciado que corre por sus venas. Pero mañana, sin embargo, no les quedará más remedio que subir al balcón de la Casa Consistorial y ser los protagonistas de los 'Sanfaustos'. Admiten que lo harán encantados pero su presencia será en nombre de los 3.645 donantes que ha contado la agrupación desde que se fundara hace 48 años. En la actualidad cuenta con 1.129 personas en activo, de los que 705 son hombres, y más de la mitad supraen los 46 años.

Como responsables del colectivo durangués, se sienten orgullosos de que Durango se entre las primeras localidades de la provincia en el número de extracciones. Teniendo en cuenta que se lleva a cabo todos los jueves, de 16.30 a 21.00 horas, la gente responde. Al mes realizan una media de en torno a 35 extracciones al día, lo que suman unas 140 al mes. Este periódico fue testigo del ajetreo que se vivió a media tarde de la última sesión antes del txupinazo, el pasado jueves. Entre los donantes, hombres y mujeres, casi por igual y de diferentes edades, se encontraba el joven futbolista de la Cultural Beñat Arruabarrena. Lleva un par de sus 24 años contribuyendo y se siente bien.

A la convocatoria también acudió Juanjo Etxarte, veterano de la asociación Juan de Iciar que se encarga de la representación de la Pasión durante la celebración de la Semana Santa. Recordaba que empezó a donar cuando cumplió los 18 años y, cuatro décadas después, sigue acudiendo siempre que puede. En total suma ya 62 donaciones, según informan los responsables de Mugarra. «Pero en realidad lo que menos importa es el número sino la constancia. Y aquí, la gente es muy fiel», advierte José Martín Santibáñez, que ejerce las labores de presidente. Además de ser uno de los más veteranos en el colectivo, al que se incorporó poco después de que se fundara de la mano de Gabriel González en 1969, también se encuentra entre los primeros de la provincia en el número de aportaciones. Pero él prefiere omitir este dato para «no generar polémicas».

El presidente del club Alpino Tabira, Iñaki Calvo, también se acercó hasta el ambulatorio de especialidades, donde se encuentra su sede. Sin embargo, la asociación, que está a punto de cumplir sus bodas de oro, en el club Alpino. Por ella pasaron otros durangueses como Rafael Canete, que comenzó a donar con 25 años y, casi tres décadas después continúa empujando el colectivo. Su rostro también es muy conocido en Durango. Pertenece a una de las familias con más calado en la Cofradía de la Vera Cruz que se fundó en la localidad en 1435.

«Altruismo de la leche»

El presidente de Mugarra ensalza la figura del donante. «Pone el brazo con un altruismo de la leche. No le da a nada importancia», comenta Santibánez. El grado de generosidad de la gente que participa es tal que se siente molesta cuando el médico no les permite aportar su sangre tras el examen al que les someten. «S e van de mala leche», añadía.

Eguzkiñe Campus, de 54 años, certifica las palabras de Santibáñez. A ella, que acudió junto a su esposo Agustín Ugarte, no se lo permitieron por tener bajo el hierro. «Sí, te da cierta pena», reconocía esta vecina de Durango y donante desde hace dos años.

En nombre de los casi cuatro mil donantes que han formado parte de la asociación Mugarra, Santibánez, Canete y Mínguez subirán mañana, a la una de la tarde, al balcón de la Casa Consistorial para dar inicio a unas buenas fiestas. Avanzan que cada uno de ellos leerá una parte del pregón, pero no quieren adelantar detalles sobre su contenido. Su presencia en las fiestas de Durango servirá para agradecer a todas aquellas personas que han formado parte de la agrupación. También vendrá bien para animar a la gente a que se sume a contribuir por una buena causa. «La sangre no se fabrica y es necesaria para muchas enfermedades», advierten.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos