El Correo

Durango elude con el voto de calidad de Irigoras devolver un cuestionado premio

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, no tendrá que devolver el premio Gitma que el Consistorio recibió hace un mes por el proyecto de peatonalización de la calle Pedro Pablo Astarloa. La abstención del PP, obligó a Aitziber Irigoras a hacer uso de su voto de calidad y evitar que saliera adelante la moción presentada por EH Bildu en la que se solicitaba renunciar al premio adquirido recientemente. La polémica salió a la luz a los pocos días de recibir el galardón de la mano de la coalición, que denunció que la empresa que asignaba el premio era la adjudicataria de las obras llevadas a cabo. Una adjudicación, que según expresaron los representantes abertzales, se llevó a cabo de forma directa y sin la convocatoria de un concurso público.

«Las instituciones públicas deben actuar de manera ética y modélica», apuntó el concejal de Bildu, Jon Andoni del Amo, quien afirmó que premios como el que ha otorgado Gitma sitúan a Durango «más cerca de la lógica del PP valenciano o de la trama del PP en Madrid». La intervención «sencilla» consistió en la instalación de varias macetas gigantes y bancos, operación en la que se invirtió alrededor de unos 10.000 euros.

Queja vecinal

Desde Herriaren Eskubidea, Jorge Varela, lamentó que precisamente en esa misma calle, apenas un año antes se habían invertido otros 13.000 euros en la instalación de adoquines captadores de CO2. Una «falta grave de planificación basada en actuaciones cotoplacistas que se limitan a resolver los problemas del día a día», comentó al resto de los corporativos.

El edil de la formación avalada por Podemos también trasladó en la última sesión plenaria la queja vecinal de que la intervención se había realizado sin alternativas al aparcamiento público en esta zona.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate