El Correo

Las piscinas de Tabira facilitarán el baño a los discapacitados

Un elevador facilitará el baño a las personas con movilidad reducida. M. D.
Un elevador facilitará el baño a las personas con movilidad reducida. M. D.
  • Además de renovarse el césped, los juegos y parte del mobilario, se apuntalarán los sotanos del edificio

Las piscinas al aire libre de Durango se adecuarán para facilitar el baño y mejorar la estancia de las personas discapacitadas en la próxima temporada estival. El Ayuntamiento ha decidido instalar una plataforma en una de las duchas de acceso a la playa de las piscinas que tendrá un paso válido para sillas de ruedas. Se colocará también un elevador , que permitirá a este colectivo introducirse en el agua con seguridad. Con un coste de alrededor de 6.000 euros, su incorporación se contempló en los presupuestos del pasado año a petición del PP.

Este año, además, de mejorar los accesos para las personas con movilidad reducida, se cambiará el césped, se renovarán los juegos infantiles, que se cubrirán para protegerlos del sol, y se apuntalará el edificio de las antiguas piscinas cubiertas. «Las instalaciones de las piscinas de Tabira son antiguas y cada año vamos reformándolas poco a poco para que tengan un nivel bueno», explicó la presidenta de Durango Kirolak, Pilar Ríos, que espera concluir los trabajos la primera semana de junio.

En estos momentos se está trabajando en la renovación de buena parte de los cerca de 7.000 metros cuadrados de césped con la instalación de un drenaje y replanteo. Unas obras que estarán terminadas a principios de mayo, pero que requerirán de otro mes para que la hierba salga y se pueda pisar. La única zona que no necesitará de mejoras será la ampliación inaugurada el pasado año sobre un terreno de 1.700 metros cuadrados.

También se colocará una barrera que delimitará la playa de las piscinas. «Intentaremos que esté listo para la primera semana de junio, pero el procedimiento de contratación se ha dilatado y tal vez las obras se acometerán los primeros días, de 6.00 a 11.00 horas, antes de su apertura», detalla Durango Kirolak.

"Solución rápida"

La zona de juegos será una de las que más cambios presente. A ella se destinarán 17.000 euros. «Los juegos están podridos y son muy viejos”, reconoció el gerente de Durango Kirolak durante el último pleno, por ello se colocarán aparatos nuevos, hamacas y sillas también adaptadas a personas con movilidad reducida, una fuente de agua y un toldo que proteja del sol la zona.

Asimismo se destinarán otros 17.600 euros al apuntalamiento de los sótanos de las antiguas piscinas ya que «suponía un peligro y requería de una solución rápida», advierte la presidenta de Durango Kirolak, Pilar Ríos. De momento el colectivo de escalada cuyo local se encontraba en este espacio ha sido trasladado a los bajos del polideportivo.

Pese a que sus instalaciones tienen ya más de 30 años, son las más utilizadas en los meses estivales por los vecinos del Duranguesado. En 2014 el Ayuntamiento puso freno a las fugas de agua, equivalentes a seis piscinas olímpicas, y mejoró la temperatura de sus tres vasos. Una medida que supuso entonces una inversión de 230.000 euros. Cuatro años antes se reformaron los vestuarios y accesos. El pasado año se invirtieron 50.000 euros para aumentar el recinto en 1.700 metros cuadrados y por tanto incrementar el aforo hasta 2.093 personas.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate