El Correo

Aumenta un 34% el volumen de ropa recogida en los dieciocho contenedores blancos de la zona

Establecimiento que Koopera dispone en la calle Artekale de Durango.
Establecimiento que Koopera dispone en la calle Artekale de Durango. / M. DÍAZ
  • «Ofrecemos productos sostenibles y solidarios y eso cada día se valora más», advierten desde la tienda de Koopera en Durango

Abrigos, camisas con bonitos estampados o bolsos de marca. Productos desechados por sus primeros dueños que nos piden una segunda oportunidad y que en tiempos de crisis se pueden convertir en una solución para llegar más holgado a fin de mes, o en una toma de posición para apoyar el reciclaje y una economía sostenible. «La reutilización de ropa ha trascendido la esfera de la solidaridad y se considera también una cuestión de consumo sostenible», asegura Esther Bilbao, responsable de Cáritas Tabira y de la tienda de Koopera situada en la calle Artekale de Durango.

Bilbao sabe bien de lo que habla. En los 18 contendores blancos instalados en el Duranguesado se han recogido cerca de 170 toneladas de residuos, que en su mayoría acaban reciclados. Ropa usada, juguetes, complementos y pequeños aparatos eléctricos a los que se les da una vida y que además sirven para impulsar un proyecto de inserción sociolaboral de personas en situación de riesgo de exclusión social.

El proyecto ideado por Koopera, que aglutina varias cooperativas sin ánimo de lucro y empresas de inserción impulsada por Cáritas, llegó al Duranguesado en 2006 con la instalación del primer contenedor en Durango. Un año después se expandió por el resto de municipios de la comarca hasta sumar 18. Seis en Durango, tres en Abadiño, dos en Iurreta y Elorrio, y uno en Atxondo, Garai, Izurtza, Mañaria y Zaldibar. Su uso para depositar productos que permanecen años en el fondo del armario o que se han estropeado ha sido importante desde su puesta en marcha. En 2007 se retiraron 106,96 toneladas del contenedor textil y otras 5,054 a través de campañas puntuales. Una década después Cáritas ha recogido 161,573 toneladas de los contenedores y 7,168 de campañas, lo que supone un 34% más.

Reinserción

«Cualquier prenda vale. Si no es para reutilizarla, se puede reciclar y transformar en retales o hilos en la planta que tenemos en Mungia», explica. Tras depositarse en los contenedores pasan por la planta de tratmiento Koopera Reusing Center, ubicada en Mungia, y que gestiona más de 12.000 toneladas de residuos reutilizables al año, en su mayoría textiles, que equivalen a unos 30 millones de prendas. Bilbao insiste en que en las tiendas de moda sostenible Koopera se puede encontrar de todo, desde primeras marcas –que en su mayoría suelen aglutinarse en la zona VIP de la tienda ubicada en Bilbao– hasta ropa vintage o más comercial. «Ofrecemos productos sostenibles y solidarios y eso cada día se valora más» afirma.

El cliente de Durango es una persona comprometida con el proyecto de Koopera que permite la reinserción de 300 personas en riesgo de exclusión, y de clientes que apuestan por una economía sostenible y que defiende el consumo de segunda mano, o personas en busca de ropa vintage. Además, también acuden personas necesitadas a las que Cáritas entrega un vale, que «con total discreción» intercambian por ropa. Además, recordó que todos los beneficios se «reinvierten en dar empleo a personas necesitadas».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate