El Correo

San Antonio-Santa Rita, primer colegio en la comarca, cumple 150 años

Antiguos alumnnos desfilan por el patio del monasterio de San Antonio, que los durangueses siguen llamando de San Franscisco.
Antiguos alumnnos desfilan por el patio del monasterio de San Antonio, que los durangueses siguen llamando de San Franscisco. / E. C.
  • Las Clarisas regentaron el centro educativo hasta hace casi dos décadas, que pasó a convertirse en la primera cooperativa de profesores en el Duranguesado

Desde que el 19 de marzo de 1867 se fundara en Durango el colegio de San Francisco, San Antonio-Santa Rita en la actualidad, el centro regentado por las Clarisas ha experimentado diferentes transformaciones a nivel educativo y de la orden religiosa en sus 150 años de andadura. Pionero en la comarca y también uno de los primeros que se dedicaron a la docencia en el territorio vizcaíno, en principio solo se ofreció el regimen de internado. Tras el bombardeo que asoló la villa el 31 de marzo de 1937 las religiosas decidieron dar un paso más y abrir el externado. La fusión con las Agustinas que dirigian el colegio de Santa Rita llevó al centro a convertirse hace dos décadas en San Antonio-Santa Rita. Poco después, el profesorado, varios de ellos antiguos alumnos, decide tomar las riendas. Se decantaron por crear una cooperativa de proferores. Con esta apuesta volvieron a ser pioneros al regentar la primera sociedad de este tipo en la comarca hace diecisiete años. Para ello, recuerdan, que contaron con el apoyo del Pasionista Fermín Iraolagoitia. Tres de las monjas Clarisas -Evelia, Esther y Olatz- también formaron parte de la nueva estructura hasta su jubilación entre los años 2001 y 20014.

Ese mismo entusiasmo es el que han puesto ahora los docentes en la organización de los actos para celebrar tan importante efémerides. El 22 de marzo se desarrollará el acto principal, que presidirá el lehendakari Iñigo Urkullu, entre otras personalidades. Actividades musicales, deportivas, exposiciones de fotografías antiguas y comidas para exalumnos completan un amplio programa, aún por definir, para lo que resta de curso.

Trabajo por las mujeres

«Las monjas trabajaron con ahínco para que las mujeres no se quedaran en casa. Prueba de ello es que muchas secretarias de las empresas de la zona se formaron en el centro», detalla Raquel Mintegi, secretaria del consejo rector de San Antonio-Santa Rita. Tanto ella como la directora, Ana Sagastizabal, apostillan que al centro se acercaban niñas de diferentes lugares de la geografía vasca al contar con un internado, que se supimió en 1972. Ambas profesoras, a su vez exalumnas, destacan la importancia que las Clarisas concedieron a las danzas vascas y a la práctica de distintas disciplinas deportivas como el tenis y el croquet.

Para muestra, las de cenas de fotografías antiguas que han conseguido recopilar y que mostrarán a la ciudadanía en el Museo de Arte e Historia en marzo. El próximo mes, precisamente, se cumplirán 80 años del bombardeo de Durango. «De las trece bombas que cayeron sobre la huerta y alrededores ninguna de ellas impactó en el monasterio, por lo que la comunidad de Clarisas pudo reemprender su tarea religiosa y docente con nuevos bríos», recoge Eugenio Rodríguez Condado en el libro ‘El monasterio de San Antonio’.

Trayectoria musical

El interés de este veterano colegio por la música ha dejado huella en la villa. De hecho, varias de sus alumnas ejercen en la actualidad de profesoras de la Escuela de Música y Conservatorio de Música Bartolomé Ertzilla -Inés Párbole, Inés Sarobe, María Arzurmendi, Ana Celia Ormaetxea e Isabel Balanzategi-. Completan la lista la pianista Elena Orobiogoikoetxea y la soprano Vanesa Goikoetxea, que se espera conformen el cartel de conciertos programados para mayo, así como de la cantante Uxue Alonso.

Esta última, precisamente, es la que da voz a la canción que han grabado hace unos días como seña de identidad del 150 aniversario. En la grabación también han tomado parte la profesora de música en San Antonio-Santa Rita Yolanda Zuazo, los violinistas Patxi Arzumendi, Matxalen Mancisidor y Jone Barturen, así como el txistulari Iker Sagela, y varios alumnos de tercer y cuarto curso de Primaria.

Quienes estudiaron en este colegio podrán intercambiar recuerdos en los encuentros programados para los días 18 y 25 de marzo. Una marcha de montaña en abril, actividades deportivas en junio y unas jornadas pedagógicas forman parte de un atractivo programa de actos.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate