El Correo

Elorrio pondrá freno a los «usos abusivos» en el auzo-taxi

  • La alcaldesa asegura que en breve dará a conocer las modificaciones del servicio, que «en ningún momento se recortará»

El equipo de gobierno de Elorrio se ha propuesto poner fin con las «malas prácticas» en el servicio de auzo-taxi. Lleva varias semanas estudiando la manera de incorporar algunas medidas que acaben con los «abusos» que han detectado por parte de algunos usuarios y que «vulneran la finalidad del servicio». Una de las ideas que contempla es «clasificar a los usuarios» por su perfil y necesidades. Sin embargo, aún «no se ha definido» si esa diferenciación va a trasladarse también en el precio que pagará cada grupo.

«En ningún momento se va a recortar el servicio. De hecho, precisamente por ese motivo está siendo tan complicado implantar modificaciones, porque queremos ofrecer el servicio de la mejor manera posible, pero limitando a la vez los usos abusivos», afirma la alcaldesa, Idoia Buruaga, que espera dar a conocer las nuevas medidas «en los próximos días».

El equipo de gobierno también está estudiando la posibilidad de «ampliar el uso a toda la ciudadanía, cumpliendo ciertas condiciones», y no sólo para personas mayores o con problemas de movilidad. Además, podría «incluirse una zona más» en el itinerario. «Estamos trabajando en un borrador, al que queremos darle forma. Esperamos contar con una decisión firme a final de semana o la semana que viene», explica.

"Abandono de los barrio"

Buruaga asegura que, «en general», la ciudadanía realiza un «uso racional y adecuado» del transporte que desde hace cinco años une los barrios con el casco urbano. 172 vecinos lo utilizan a diario para desplazarse y cada año se realizan entre 2.200 y 2.500 viajes anuales. Una partida de unos 20.000 euros sustenta la prestación.

Desde el PNV, no obstante, han asegurado que la modificación que plantea el equipo de gobierno pasa por «limitar el número de viajes que pueden realizar los usuarios al año». En opinión de su portavoz, Joseba Mujika, «EH Bildu quiere plantear recortes, con el fin de ahorrarse unos pocos euros». En este sentido, afirma que «para controlar los usos abusivos, se pueden tomar otro tipo de medidas que no penalicen a los usuarios de las zonas rurales».

Mujika no duda en asegurar que lo que está ocurriendo con el auzo-taxi, es «una evidencia más del abandono de los barrios y la reducción de políticas públicas destinadas a estos entornos». Prueba de ello es que «el Consejo de Barrios no se ha reunido ni una vez en 2016 y que las partidas destinadas a mejorar estos enclaves se reduzca año tras año». El jeltzale precisa que la partida destinada a la inversión en carreteras «ha bajado de 35.000 a 15.000 euros» desde que EH Bildu está en el poder y que esa disminución repercute en el «estado precario» en el que se encuentran algunas vías rurales.

El equipo de gobierno, por el contrario, explica que «el PNV no llegaba a utilizar ni el 10% de los 35.000 euros de la partida» y que por este motivo, decidieron «reducirla pero usar todo el dinero disponible».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate