El Correo

Reprochan que la multa millonaria al Consistorio de Berriz se zanje sin depurar responsabilidades

Algunos de los presentes en la reunión de ayer en Berriz.
Algunos de los presentes en la reunión de ayer en Berriz. / V. E.
  • Las explicaciones que el equipo de gobierno, en manos del PNV, dio ayer sobre el proceso judicial no convencieron a los asistentes ni a EH Bildu

Desde que en mayo de 2016 se conoció la suma millonaria que el Ayuntamiento de Berriz tendría que pagar a la promotora Jaureguizar por una adjudicación indebida que se remonta a 2003, tanto la plataforma vecinal ‘Berriz 1,8M+ zergatik’ como EH Bildu, habían venido reclamando explicaciones y la depuración de responsabilidades al equipo de gobierno, en manos del PNV. Casi un año después, el día de las aclaraciones llegó. Ayer, el alcalde, Orlan Isoird, respaldado por los ediles jeltzales, y el abogado del Consistorio Juan Landa repasaron la trayectoria de la sociedad pública Susa desde el concurso de cinco viviendas protegidas hasta llegar al proceso y sus consecuencias: el pago de 1,5 millones tras alcanzar un acuerdo, ya que la cuantía ascendía a 1,8 millones. Fue una revisión con fechas y datos, pero no se entonó ningún mea culpa, algo que no satisfizo las expectativas de la mayoría de asistentes, especialmente, de los representantes la coalición.

«Se ha hecho el relato de una gestión que ha derivado en una multa equivalente a la partida de bienestar social de tres años, pero en ningún momento se ha reconocido que no se hizo bien», señaló Valentín Esteban, concejal de Bildu. quien remarcó que el resumen había obviado el informe emitido en 2006 por el Tribunal Vasco de Cuentas Pública, quien denunció la adjudicación «de forma directa (sin concurso) de estudios básicos, proyectos de ejecución, direcciones de obra y estudios de seguridad y salud por 1,3 millones, incumpliendo los principios de publicidad y concurrencia».

Comisión de investigación

«La pregunta es cuánto se ha cobrado de Abaroa por darle a dedo la obra», se aventuró a afirmar alguien del público mientras otro asistente insistía en la gravedad del asunto. «Se trata de un tercio del presupuesto anual y no hay ningún tipo de análisis. ¡Imaginad que a Durango le imponen una multa de 11 millones! Tampoco se han asumido responsabilidades, ni quiénes tomaron las decisiones ni los asesores, algunos de los cuáles siguen trabajando». «Parece que no ha pasado nada», lamentaba una vecina.

Antes de interponer la demanda vía judicial, Jauregizar presentó una reclamación alegando que Abaroa no había entregado el estudio económico-financiero, motivo en el que se apoyó la sentencia para dar la razón a los demandantes. La reivindicación se desestimó por unanimidad, decisión que centró gran parte de las protestas al considerarla clave. «Hay un momento crítico en todo el proceso: cuando plantean la protesta. ¿Y el Ayuntamiento qué hizo? Seguir como si nada». El edil Gorka Cámara lamentó que no pusieran sobre la mesa las razones de tales actuaciones. «La sentencia dice mucho más», conclusión a la que se sumó Esteban. «Esto es un fracaso. Tenemos una responsabilidad política por nuestros actos y aquí nadie está dispuesto a asumirla». Karmen Amezua, portavoz de EH Bildu, reclamó la creación de una comisión de investigación «para analizar y aclarar qué pasó».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate