Doce ahogados el año pasado en Bizkaia

Doce ahogados el año pasado en Bizkaia

Cinco fallecieron en la ría, tres en las playas, otros tres en los puertos y uno en el astillero de Murueta. La trágica lista no incluye a un hombre desaparecido desde el 14 de diciembre

TERRY BASTERRA

Su cuerpo apareció el día de Santo Tomás a la altura del puente de Frank Gehry y se creyó incluso que pertenecía a otro hombre al que varios testigos habían visto precipitarse a la ría una semana antes en La Ribera, extremo que no tardaron en descartar responsables de la investigación. Es la última víctima de una funesta lista de muertes que deja 2017, la de las personas que han perdido la vida por ahogamiento en espacio acuáticos de Bizkaia. Son doce, tres más que el año anterior. Cinco se produjeron en la ría de Bilbao, tres en playas -Meñakoz, Gorliz y Laga- y otras tres en los puertos de Santurtzi, Getxo y Bermeo. La ría de Gernika tampoco escapó a este dramático goteo: otro cuerpo fue rescatado a la altura de los Astilleros Murueta, resume la Federación Española de Salvamento y Socorrismo. Bizkaia acapara dos tercios de las muertes registradas en Euskadi. Gipuzkoa contabilizó seis y Araba ninguna.

La ría de Bilbao concentró el 42% de los fallecidos por ahogamiento en Bizkaia en 2017. El primero tuvo lugar el domingo 5 de marzo. Se rescató el cuerpo de un joven de 27 años a la altura del muelle de Ripa. El viernes 28 de julio se localizaron otros dos cadáveres en el Nervión: uno junto al puente de San Antón, el de un vecino de Bilbao de 42 años; el segundo, cerca del viaducto de Rontegi, que correspondía a una mujer de 70 años. El cuarto de los ahogamientos en la ría se produjo en plena Aste Nagusia, durante la madrugada del viernes 25 de agosto en el muelle Urazurrutia. Pese a que una persona lograba sacar del agua este varón de 41 años, los servicios de emergencia que fueron al lugar no lograron reanimarle. El último cuerpo rescatado en este escenario fue ese 21 de diciembre, cuando la embarcación de los Bomberos de Bilbao halló a un hombre de 65 años sobre cuya identidad surgieron al principio tantas dudas.

La clave

18
vizcaínos han perdido la vida por ahogamiento en Euskadi el pasado año.

Rodeada de bañistas

Las playas también tuvieron su cuota de ahogados, nada menos que tres. El más llamativo fue el de una vecina de Bilbao de 71 años, ocurrido el domingo 13 de agosto en Gorliz. El arenal estaba abarrotado aquel día. Lucía el sol y ondeaba la bandera verde. Varios testigos aseguraron que la señora estaba cerca de la orilla cuando la vieron flotando. La sacaron del agua los bañistas más próximos. Se especuló con la posibilidad de que se ahogase tras sufrir un infarto o alguna indisposición o problema físico que le hubiese impedido regresar a la orilla, ya que no se la oyó pedir auxilio. Ni los socorristas ni varios sanitarios presentes aquel día en la playa pudieron reanimarla.

El 28 de julio se hallaron dos cadáveres en la ría, uno junto al puente de San Antón y otro en Rontegi Jornada más dramática

Un mes antes, el 12 de julio, un ciudadano francés de 44 años perdió la vida en Laga. Aquel día había bandera roja y el hombre se estaba dando un chapuzón en la zona marcada para el baño con balizas. Cuando los socorristas llegaron hasta él y lo sacaron del agua estaba inconsciente. Pese a sus esfuerzos, no lograron salvar su vida. Cronológicamente, habría sin embargo que remontarse hasta mayo para ubicar el primer deceso. Fue en Meñakoz, una mujer de 40 años. Un particular avisó a las 18 horas de aquel día que había un cuerpo flotando en el agua de esta cala situada entre Sopela y Barrika.

En los puertos vizcaínos también se han rescatado tres cuerpos el pasado año. El del 12 de octubre en Santurtzi pertenecía a un hombre de 88 años. Los otros dos aparecieron el 12 de diciembre en las dársenas de Getxo y de Bermeo. El primero era de un varón de 70 años; el segundo, un joven que presentaba un golpe en la cara, según detallaron fuentes del Departamento de Seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos