La Diputación retira 29 animales de una ganadería ilegal en San Miguel de Basauri

Dos caballos confiscados al mismo ganadero en 2012. / E. C.
Dos caballos confiscados al mismo ganadero en 2012. / E. C.

La Administración foral cerró la explotación en 2009 y desde entonces ha confiscado terneros, caballos o burros en mal estado hasta quince veces

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Llueve sobre mojado en San Miguel de Basauri. La Diputación retiró hace unos días al conocido como 'ganadero ilegal' 18 terneros, 7 burros y 4 caballos que, según el ente foral, presentaban «síntomas de malnutrición, aunque no llegaban a sufrir peligro de muerte». Además, «no estaban identificados y se encontraban en un lugar que no reunía las condiciones sanitarias necesarias». Se trata de tres infracciones que pueden acarrear sanciones de entre 3.000 y 60.000 euros. Es la decimoquinta confiscación de animales a J.D.I. desde 2009, cuando la Administración foral clausuró la explotación y le inhabilitó para ejercer la actividad ganadera durante cinco años, licencia que actualmente está en trámites de recuperar.

Los terneros retirados recientemente estaban registrados en explotaciones de La Rioja, aunque procedían de Gipuzkoa, Cantabria y Bizkaia, según precisaron desde el departamento foral de Sostenibilidad y Medio Natural. Por ello, el área que dirige Elena Unzueta se ha puesto en contacto con los gobiernos de las citadas comunidades autónomas y con la provincia vecina para que las granjas aporten una explicación. De los burros y caballos, «solo dos están identificados, y registrados a nombre de otros titulares», explicaron los mismos portavoces. Respecto al futuro de los animales, «en función de la información que recibamos se valorará su destino, que puede pasar desde su entrega a su legítimo titular hasta el decomiso definitivo y donación a un adoptante».

La inspección se llevó a cabo el 10 de octubre, después de que el Ayuntamiento solicitase a la Diputación, a petición de Basauri Bai (la marca de Podemos en el municipio), que exigiese al ganadero los permisos referentes al burro que desfiló el año pasado en la kalejira del Olentzero, organizada por la Fundación Sustraiak. El animal, propiedad de J.D.I., desató una gran polémica, ya que asociaciones animalistas denunciaron que después del acto pasó más de 48 horas a la intemperie, sin comida ni bebida.

El burro que participó en el desfile de Basauri en 2016 estuvo 48 horas abandonado en una campa OLENTZERO

«Persecución»

Desde la institución foral afirman que la actuación se enmarca en las «inspecciones periódicas» que se realizan a esta persona dados los antecedentes que acumula por hechos similares. Y es que en junio del pasado año le retiraron otros 36 animales (15 caballos, 10 burros, 11 ponis y 1 cerdo) y le impusieron una sanción de 10.205 euros, aunque en un primer momento Unzueta anunció que la multa podía ascender hasta los 186.000 euros por tenencia de animales en una instalación sin autorización, por no registrarlos y por abandono de cadáveres. Portavoces de la Diputación puntualizan que «es un técnico el que decide la cuantía en función de diferentes baremos y consideró aplicar esa multa, aunque se decidió decomisar de forma definitiva a los animales, que es lo que más duele a este tipo de infractores».

La Diputación sancionó al propietario con 10.000 euros tras retirarle 35 animales el año pasado MULTAS

El ganadero, que vive «de la compraventa de animales», denuncia «una persecución sin motivos». «Es un acoso total, es mi forma de vivir y los animales están en buen estado», defiende. «Tenían comida de sobra, cuando se los llevaron se pudo ver que había pienso». Sí que admite que los terneros «no estaban a mi nombre» y que «hace dos meses» realizó los trámites necesarios para dar de alta la instalación. «Me dijeron que me darían una respuesta del Ayuntamiento y sigo esperando que me contesten. Estas multas, en vez de ayudarme, lo que hacen es tirarme a la cuneta», asegura.

Temas

Bizkaia

Fotos

Vídeos