La Diputación niega el pago de comidas para negociar obras en los municipios vizcaínos

Ibone Bengoetxea, durante un pleno en Gernika./MAIKA SALGUERO
Ibone Bengoetxea, durante un pleno en Gernika. / MAIKA SALGUERO

La diputada de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, ha defendido la labor de los 112 alcaldes del territorio y de los técnicos de la Administración

IZASKUN ERRAZTI

La Diputación ha negado el pago de comidas a políticos y técnicos forales para negociar la ejecución de mejoras en los municipios vizcaínos, una práctica que, según el recientemente dimitido alcalde de Galdames, Asier Larrucea (PNV), constituye una práctica habitual. «Se hace en todos los sitios, si quieres sacar algo... Es triste decirlo, pero es así», llegó a asegurar en un pleno municipal el político jeltzale, que presentó su renuncia el pasado mes de octubretras no justificar 5.000 euros en comidas y gastos con su tarjeta.

La institución foral se ha pronunciado al respecto en el pleno de control que las Juntas Generales han celebrado en Gernika, en respuesta a una pregunta oral planteada por EH Bildu. La apoderada abertzale, María Jesús Padrones, ha preguntado en nombre de su grupo cuál era la opinión de la Diputación respecto a las afirmaciones de Larrucea y la respuesta ha sido clara y escueta. «No es cierto. Es mentira y totalmente falso», ha afirmado la diputada de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea.

La responsable foral ha defendido la labor de los 112 alcaldes del territorio y de los técnicos de la Administración, que trabajan, ha insistido, «por vocación de servicio y por la satisfacción del deber cumplido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos