La Diputación necesita con urgencia a 40 familias para acoger a menores en desamparo

Carlos y Pilar acudieron ayeral encuentro de Iurreta con el segundo bebé al que han dado un hogar temporal./Ignacio Pérez
Carlos y Pilar acudieron ayeral encuentro de Iurreta con el segundo bebé al que han dado un hogar temporal. / Ignacio Pérez

Acción Social hizo ayer el llamamiento durante un encuentro en Iurreta, ya que carece de hogares suficientes para prestar atención a bebés y niños de hasta 3 años de edad

YOLANDA RUIZ

«Se necesitan entre 30 y 40 familias para acoger a menores que viven en situación de desamparo. En estos momentos no tenemos a ninguna disponible para cubrir las urgencias» durante seis meses de bebés y niños de hasta 3 años de edad. El desgarrador SOS fue lanzado ayer por el Departamento foral de Acción Social en Iurreta, donde se celebró el encuentro que permite estrechar lazos entre el centenar de personas que participa en el Plan de Acogimiento Familiar (PAF) que desde hace dos décadas ofrece la Diputación.

La responsable del área, Isabel Sánchez Robles, admitió que esta carencia impide a una parte de los 475 menores que se encuentran en centros tutelados beneficiarse de esta atención. «Lo que más duele son los pequeños. Para los de menos de 3 años lo razonable es que se les proporcione un hogar, pero no tenemos», lamentan.

En estos momentos, 62 familias se preparan para integrarse en el PAF. Pero no todas ellas participarán de lleno en la acogida. Desde la Diputación estiman que se involucrará un tercio. Pero las que finalmente acceden están «satisfechas» y enormente concienciadas de su labor. «¿Tú sabes lo que nos da? ¡Nos mantiene jóvenes!», aseguraba Begoña ayer, mientras vigilababa atentamente los movimientos de la pequeña de 7 años que entró en su vida cuando apenas contaba 14 días.

Begoña y su marido, Patxi, fueron los primeros vizcaínos que tomaron parte en el servicio de acogida familiar. Contaban por aquel entonces con una hija de 9 años, a quien no le importó «compartir todo, incluso a sus padres. Por ella hemos podido hacerlo, porque si tu hijo no quiere colaborar es muy difícil».

Begoña y Patxi, primeros que acogieron a un menor vizcaíno.
Begoña y Patxi, primeros que acogieron a un menor vizcaíno. / Ignacio Pérez

Con la primera pequeña que se cruzó en sus vidas durante unos cuantos meses, puesto que se reintegró con su familia biológica -finalidad del proyecto-, siguen manteniendo una extraordinaria relación. «Nos vemos de vez en cuando. Es madre de una nena de 6 años», detallaba orgullosa esta pareja. Siete menores han pasado por sus vidas desde entonces, la mayoría bebés, por eso «siempre teníamos que tener la cuna en casa».

Un «tesoro»

La tercera menor que se incorporó a esta familia a comienzos del nuevo siglo también llegó para quedarse. «Aunque ya se ha independizado, como nuestra hija biológica, mantenemos contacto diario con ella. Y tienen una excelente relación con la pequeña de 7 años que tenemos ahora. No tenemos intención de que se vaya, pero esta ya es nuestra última acogida», relata esta pareja que ronda los 60 años.

En el lado opuesto se encuentran Pilar y Carlos. Ellos se han incorporaron hace dos años y medio. «No teníamos intención de tener hijos ni adoptarlos, pero optamos por participar en la acogida de urgencia y darles mucha felicidad y seguridad durante los seis meses de acogida». Ayer se acercaron hasta Iurreta con una preciosidad de ocho meses, que en poco tiempo se les irá de las manos a una familia en adopción. Pero ellos aseguran estar preparados. Ya han vivido la experiencia. Aunque no niegan que la separación es dura, «más duele saber que hay un montón de menores sufriendo. Es importante que la gente se anime a participar en este programa», insistía Pilar.

La diputada de Acción Social calificó de «tesoro» a estas familias, que «con su trabajo y cariño contribuyen a sacar adelante al futuro de nuestros menores. No me queda otra que darles mil gracias». La iniciativa está abierta a todas aquellas personas interesadas a través del teléfono 944 470 737. «Un bebé es vida», recordaban ayer Pilar y Carlos

Temas

Bizkaia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos