Detienen a una pareja por robar a una anciana con el método del abrazo en Gernika

La Ertzaintza arrestó a los presuntos delincuentes, con antecedentes por hechos similares, que sustrajeron un reloj de oro a la mujer tras abordarla y hacerla perder el equilibrio

S. VÁZQUEZ

La Ertzaintza arrestó ayer a una pareja, acusada de haber robado un reloj de oro a una anciana que paseaba por Gernika mediante el método del abrazo. Los hechos se produjeron sobre las once y media de la mañana en la calle Mertzede. Una mujer de edad avanzada fue abordada por una joven, que comenzó a distraerla y abrazarla. Entonces, la señora empezó a mostrar su malestar por el acoso al que estaba siendo sometida. Finalmente, la supuesta delincuente, ante las reticiencias de la anciana, fue un paso más allá: la agarró fuertemente de las muñecas y la empujó, haciéndola perder el equilibrio. Afortunadamente, la señora no llegó a caerse al suelo, gracias a la ayuda de una viandante que le ayudó a recobrar la estabilidad. Fue entonces cuando la víctima se percató de que le habían robado el reloj de oro que llevaba.

Testigos de lo ocurrido observaron cómo la autora del robo se montaba a bordo de un turismo, donde la esperaba su cómplice, yantes de huir en dirección a Bilbao.

Tras ser informada la Ertzaintza del suceso, se estableció un dispositivo de búsqueda del vehículo, que fue localizado circulando por la carretera BI-635 a su paso por la localidad de Muxika. Los agentes conminaron al conductor a pararse a un lado de la carretera y, tras comprobar que las características físicas de los ocupantes se correspondían con las facilitadas por los testigos, ambos ocupantes fueron detenidos por un delito de robo con violencia. Ambas personas -de 32 y 30 años, respectivamente- tienen antecedentes relacionados con robos a personas de edad avanzada mediante el abrazo solidario.

Víctimas de edad avanzada

En general, este tipo de delitos se suelen producir en la vía pública y son llevados a cabo por mujeres jóvenes que interpelan a personas mayores, a las que, tras preguntarles algo, les muestran su 'agradecimiento' abrazándolas, momento en el que aprovechan para robarles las joyas de valor que llevan. Tras hacerse con el botín, suelen meterse en algún coche que las espera para huir.

Además de este método, las personas autoras de este tipo de hechos utilizan otras variantes similares para llevar a cabo el delito: a veces se acerca un vehículo con intención de hacer alguna consulta y aprovechando la proximidad con la persona interpelada le sustraen la cadena del cuello, el reloj o pulsera de la muñeca. Incluso han llegado a utilizar alguna proposición sexual para llevar a la víctima a algún lugar apartado donde les sustraen sus objetos de valor. Para atraer la atención de la víctima, también aluden a algún parecido con algún familiar o le regalan a alguna baratija para ponérsela y tener contacto físico. En definitiva, son excusas para aproximarse y sustraer las joyas de valor que lleva puesta la víctima.

La Ertzaintza quiere alertar a la ciudadanía para concienciar a las víctimas potenciales, en general, personas mayores de 70 años, de desconfíar de este tipo de muestras efusivas de agradecimiento, llevadas a cabo por desconocidos. En menor medida han llegado a utilizar la violencia para consumar los robos, en estos casos, las consecuencias pudieran ser de mayor gravedad al afectar a su autoestima o o incluso generar lesiones que afecten a su movilidad, según afirman desde el departamento vasco de Seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos