Asalta a un viandante en el Casco Viejo y se enfrenta a puñetazos a los ertzainas que le van a detener

También en la madrugada del sábado fue arrestado otro joven, acusado de robar el bolso a una chica en un bar de Iturribide

ELCORREO.COM

Dos hombres de 32 y 29 años fueron arrestados en la madrugada del sábado tras intentar robar a viandantes en el Casco Viejo de Bilbao, según ha informado el departamento vasco de Seguridad. Sobre las tres y veinte de la mañana una patrulla no uniformada de la Ertzaintza que circulaba por la confluencia de las calles Askao y Foru vio a un chico abordar a otro en la calle de manera violenta: le tiró al suelo y tras colocarse encima comenzó a registrarle los bolsillos a la vez que le golpeaba en la cara.

En ese momento intervinieron los agentes y el ladrón intentó darse a la fuga a la carrera. Los ertzainas, que previamente se habían identificado como tal, le dieron alcance en las proximidades donde se produjo el asalto y al tratar de arrestarle el individuo comenzó a bracear y a lanzarles puñetazos. Fue detenido acusado de sendos delitos de robo con violencia y atentado.

Sustraen 30 euros

Antes se había producido otro arresto en la misma zona, concretamente en la calle Iturribide. Sobre las dos y cuarto de la madrugada del sábado un varón de 29 años y otros dos individuos robaron el bolso a una mujer dentro de un local de hostelería. La víctima dio aviso entonces a la Ertzaintza y relató a los agentes que ella misma les había sorprendido cuando manipulaban el bolso en los baños, tirándolo al suelo para tratar de abandonar seguidamente el establecimiento. Amigos de la chica intentaron retener a los ladrones pero uno de ellos les arrojó un taburete y les sacó una navaja. La víctima, que tras recuperar el bolso comprobó que le faltaban 30 euros, aportó la descripción física de los autores del robo a los ertzainas.

Estos iniciaron entonces una inspección por los alrededores y localizaron poco después al presunto autor de las amenazas con una navaja. Cuando le dieron el alto comprobaron que este individuo llevaba encima dos billetes, uno de veinte euros y otro de diez, la misma cantidad sustraída del bolso de la chica. Además, tenía un móvil cuya procedencia no supo explicar de manera coherente a los agentes, que procedieron a su arresto. La Ertzaintza mantiene abierta la investigación para tratar de identificar y localizar a las otras dos personas que intervinieron en este robo con intimidación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos