Detenido por grabar a mujeres con un móvil en los baños del centro Zubiarte

Imagen de archivo del centro comercial Zubiarte./Fernando Gómez
Imagen de archivo del centro comercial Zubiarte. / Fernando Gómez

El sospechoso fue sorprendido por unas víctimas, a las que golpeó, y fue retenido por unos jóvenes tras darse a la fuga

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

Un hombre de alrededor de 40 años fue detenido este viernes por la Ertzaintza acusado de haber grabado a mujeres en el interior de los baños femeninos del centro comercial Zubiarte, en el barrio bilbaíno de Deusto. El arrestado fue sorprendido por un grupo de chicas que se enfrentó a él y a las que llegó a golpear para darse a la fuga. Posteriormente fue retenido por unos jóvenes hasta que llegó la Ertzaintza. Al examinar su móvil encontraron más grabaciones de mujeres en los servicios públicos.

Según ha declarado a EL CORREO una mujer que fue víctima del presunto agresor, los hechos tuvieron lugar a las ocho de la tarde, cuando ella y dos amigas entraron al baño antes de ir al cine. «Una de mis amigas vio una sombra cuando estaba sentada y al mirar hacia arriba descubrió una mano con un móvil que se asomaba por encima del panel que separa los cubículos», ha explicado la joven. La chica salió entonces a la estancia principal y allí comenzó a aporrear la puerta del baño desde el que le estaban grabando.

Puñetazo en la cara

«Al escuchar los golpes pensamos en un principio que nuestra amiga se había quedado encerrada pero salimos y nos contó lo que estaba pasando. Entonces se abrió la puerta y apareció un hombre», continúa la víctima. La mujeres intentaron retenerle para que les mostrase el móvil. «Empezamos a forcejear y a mí me dio un puñetazo en la cara. Las gafas me salieron volando por los aires. Luego golpeó a mis amigas y se escapó hacia el centro comercial. Ellas le siguieron, sin dejar de gritar y pedir ayuda», añade la víctima.

Ya en el centro comercial, unos jóvenes que estaban vendiendo dorsales de la carrera Bilbao-Bilbao consiguieron retener al agresor y avisar a los servicios de seguridad del establecimiento, que retuvieron al mirón. «Él se negaba a mostrarnos el móvil para ver qué había grabado y tuvo la caradura de decirnos que se había equivocado de baños y que para salir de forma discreta había sacado el móvil por encima del panel para ver si había alguien», relata la mujer agredida. En ese momento, el hombre advirtió a los vigilantes y a las personas que le habían interceptado que si cogían su móvil les denunciaría por robo.

Llamamiento

«Al final vino la Ertzaintza y, al mirar su celular, encontraron más vídeos grabados a mujees en los baños», ha relatado la mujer agredida. La Ertzaintza detuvo al hombre y lo condujo a dependencias policiales. Las mujeres grabadas y golpeadas, mientras tanto, acudieron a los servicios sanitarios para que les realizaran un examen médico y luego acudieron a la comisaría de la Ertzaintza para interponer una denuncia. «Queremos hacer un llamamiento a las mujeres que crean que hayan podido ser grabadas para que acudan a la comisaría de la Policía vasca y comprueben los vídeos para poner fin a este tipo de acoso», ha reclamado una de las afectadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos