Después de 40 años, ‘La Salve’ vuelve a poner en marcha su fábrica en Bilbao

900 metros que han supuesto una inversión de 2 millones de euros, pero también de mucha ilusión. Los promotores esperan que esta planta se convierta en el mayor centro productivo de cerveza de Euskadi.