El Correo

tenis | dopaje

El beso de cocaína que llevó a Gasquet al borde de la ruina

Richard Gasquet se lamenta de un error en un torneo de Wimbledon.
Richard Gasquet se lamenta de un error en un torneo de Wimbledon. / REUTERS
  • El francés, ahora en el top 10 del tenis mundial, dio positivo por esta sustancia en 2009, pero construyó una defensa sólida basada en que una mujer se lo transmitió por vía oral durante una fiesta

Richard Gasquet es el décimo mejor tenista del mundo en el ranking de la ATP y ha ganado 13,5 millones de euros sólo en premios en metálico por sus torneos. Es decir, sin contar los ingresos derivados de sus derechos de imagen. Pero es muy probable que el tenista galo no hubiera logrado ninguno de estos dos éxitos si no hubiera esquivado la sanción por dopaje que le impusieron en marzo de 2009. El francés dio positivo por cocaína durante un torneo en Miami y fue sancionado con un año de inactividad. Pero demostró su inocencia al alegar que la culpa de que su cuerpo contenía esa sustancia prohibida era un beso.

Gasquet acudió a una fiesta que se celebraba en el club 'Set' de Florida, y fue allí donde conoció a Pamela, con quien se besó en repetidas ocasiones. La sorpresa le llegó de golpe al francés, que triplicó el límite de cantidad de cocaína en la sangre en el control antidopaje. No daba crédito. Entonces empezó a echar la vista atrás, a pensar cómo era posible. Y descubrió que aquella chica era una consumidora habitual de esta sustancia, por mucho que algunos testigos apuntaran que aquella noche no ingirió droga alguna.

El tenista, que entonces tenía 22 años, aseguró que la única posibilidad era que aquella mujer se lo transmitiera por vía inconsciente y oral. Los medios lo tomaron como una excusa para intentar salir del paso, pero numerosos expertos consultados admitieron que era más probable que fuera cierto a que se tratara de una mentira. «Al menos en un 51%», aseguraron. De esta forma, Gasquet consiguió reducir su castigo de 12 meses de suspensión a sólo mes y medio, de modo que pudo volver a las pistas de manera inmediata.

La defensa de Nadal

Antes de que el recurso interpuesto por el francés llegara a buen puerto, Rafael Nadal, amigo íntimo y uno de los deportistas que mejor le conocen en el circuito, salió en su defensa sin dudarlo. El balear, de hecho, adelantó la posible intoxicación del galo, sin miedo a caer en una defensa pretenciosa. «Ya sabes que el mundo está mal, sales de fiesta y cualquier cosa puede pasar. Te das un beso con una chica que ha tomado...», sentenció el español. Aquella defensa liberó a Gasquet de una posible injusticia y, sobre todo, de ver su nombre manchado por la lacra del dopaje, del que es casi imposible desprenderse cuando te alcanza.

Temas