Lowes alarga la hegemonía británica en Texas

Sam Lowes celebra su triunfo. /
Sam Lowes celebra su triunfo.

Rins acabó tercero y se convierte en el nuevo líder del Mundial tras el abandono inesperado de Simeon en el tramo final de la carrera

LUIS F. GAGOMadrid

Desde Suecia en 1977 no veía Gran Bretaña a dos de sus pilotos ganando otras tantas categorías en un mismo día. Esa racha de 38 años se rompió este domingo en Austin, toda vez que Lowes continuó lo realizado por su compañero Kent en Moto3, pero él en la segunda de las categorías por importancia, Moto2. Junto a la victoria de Lowes, la carrera tuvo otro protagonista inesperado: Álex Rins. El barcelonés, debutante este año, se convirtió en el nuevo líder tras quedar tercero pese a que tuvo que remontar al no haber tenido una buena salida. Zarco fue el segundo en la lista para completar el cajón de los mejores corredores en Texas.

El desarrollo de la carrera fue extraño en cuanto a la metereología. En cinco minutos se pasó de un 20 por ciento de probabilidades de lluvia a un 60. En algunos tramos llovía con fuerza, mientras que en otros el sol hacía acto de presencia. Carrera de locos para unos pilotos que no tienen miedo a nada. Esta fluctuación del tiempo atmosférico provocó que algunos corredores como 'Tito' Rabat, el actual campeón, prefirieran no arriesgarse. El catalán se cayó en Catar y no quería repetir experiencia. En su cabeza se repitió durante muchas curvas lo sucedido en tierras asiáticas, con errores graves inclusive. Sabe el corredor español que es importante ir cogiendo algunos puntos porque la competición es muy larga y todo puede pasar de aquí al final. «Tenemos una buena moto y sabemos que más adelante estaremos con los mejores», afirmó, nada más finalizar la carrera, Rabat.

El actual campeón de Moto2 hizo justo lo contrario que Xavier Simeon, que saboreaba la posibilidad de lograr la primera victoria de su carrera cuando un choque fotuito con Zarco le envió al asfalto. El accidente provocó su inmediata retirada. Una lástima para el belga con ascedencia española, que había vivido un gran fin de semana en los entrenamientos previos. Logró la 'pole' el sábado y sus declaraciones antes de la carrera sólo hablaban de ganar y felicidad. Pero poco duró la alegría para un corredor que no tendrá un grato recuerdo de Austin.

En mitad del ruido de las caídas, Lowes se marchó ampliando distancias con el resto de los pilotos. Logró vueltas rápidas, unas tras otras, sin bajar el ritmo y no mirar atrás. Quería redondear un día enorme para el mundo del motor británico tras la victoria de Kent en Moto3 una hora antes. El resto de pilotos se tuvo que conformar con las migajas, aunque algunos lograron un pedazo más grande que otros. «Es un día importante para mí, aunque el liderato es una simple anecdota», dijo, rotundo, Rins después de celebrarlo con su equipo. La bandera española subió al cielo americano, aunque no sonó el himno. Dentro de una semana, en Argentina, habrá una nueva oportunidad para lograrlo. Rins defenderá por vez primera esta temporada su liderato de novato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos